26 de Julio: Historia multiplicada

26 de Julio: Historia multiplicada La historia de la revolución cubana está en los libros, en las calles, en las paredes de un cuartel y en la mente de quienes protagonizaron heroicas hazañas como la de los jóvenes que guiados por Fidel asaltaron el Cuartel Moncada el 26 de Julio de 1953, la segunda fortaleza militar más importante del país.

Por eso para quienes nacimos con la Revolución Cubana esa parte de nuestra historia no es solo para evocar, sino un compromiso eterno de continuar siendo fieles a quienes en pos de un sueño posible, dejaron su sangre entre los muros del Moncada aquel 26 de Julio de 1953.

Eran hombres amantes de la vida, la familia, la novia, la poesía, pero que no se sentaron a contemplar aquella triste realidad donde se enseñoreaban el hambre y la miseria.

Desempleados que se encontraban en un callejón sin salida, cerca de 300 mil caballerías sin cultivar, 2 millones 800 mil personas de la población rural y suburbana sin servicio de luz eléctrica, niños desnutridos, servicios de salud privado y el 90 por ciento de la población semianalfabeta, conforman aquel panorama que la generación del centenario se decidió a cambiar con las armas en las manos.

En la distancia, nosotros los que no tuvimos la oportunidad, por razones de época, de estar en el Moncada, desembarcar en el yate Granma o estar junto a Fidel en las heroicas jornadas de la Sierra Maestra, estamos convencidos que entonces habríamos sido como ellos y ellos hoy serían como nosotros.

Por eso los jóvenes cubanos y los guantanameros hemos convertido en nuestro Moncada, en nuestro Granma y en nuestra Sierra Maestra los nuevos programas que desarrolla la Revolución cubana: la universalización de la enseñanza, la consolidación de importantes proyectos de la salud pública y la batalla por una cultural general integral.

En esa lucha, que continuamos a pesar del recrudecimiento de la hostil política de la administración norteamericana contra Cuba nos alienta el ejemplo de aquellos jóvenes cuya sangre nos trazó el camino definitivo hacia la libertad conquistada en 1959.

En estos días de recuentos y celebraciones no hay mejor homenaje a los héroes y mártires del Moncada que consolidar sus sueños que la Revolución ha multiplicado con creces en cada región de la isla.

*Escrito por  Mabel Pozo Ramírez

El autor

Redacción Digital

Editor web de las Redacción Digital del Canal de televisión Perlavisión, de la ciudad cubana de Cienfuegos.

Notas relacionadas

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *