49 años de la FMC: Creación y sacrificio con fragancia de mujer

49 años de la FMC: Creación y sacrificio con fragancia de mujerCasi cinco décadas de labor cohesionada hacen de la Federación de Mujeres Cubanas (FMC) paradigma internacional en la lucha por la igualdad de las féminas, en pos de quebrantar una cultura patriarcal y androcéntrica que arrastra males a veces silenciosos, tan difíciles de eliminar como una pandemia.

Cuba es una nación que cuenta con esta organización representada en las instancias estatales con voz y voto, mas en una sociedad aún perfectible subsisten prejuicios entorpecedores del equilibrio y la búsqueda de paridad.

Especialistas consideran que aún existe dependencia socioeconómica con respecto al hombre, lo que  sitúa la masa femenina en un status de subordinación.

Todo esto, pese a que datos de cierre de 2008 revelan que las mujeres componen el 44 por ciento de la fuerza laboral en el sector estatal civil, el 66 de todos los técnicos y profesionales del nivel medio y superior, el 72 de la fuerza laboral en el sector educacional, el 67 en el de la Salud y el 43 por ciento en el científico.

No obstante, en la conciencia social todavía subyacen inadvertencias y es prioridad de la FMC batallar por la equidad, plausible empeño en un mundo donde la violencia contra la mujer ha aumentado en las últimas dos décadas, tanto a nivel intrafamiliar como social a extremos graves.

Las Casas de Orientación a la Mujer y la Familia existen en cada municipio del país, donde una queja, una frustración, un desamor, quizás entendidos por actos naturales, son sucesos interpretados por el proyecto como manifestaciones de violencia.

La FMC integra el Consejo de Estado y dirige la Comisión de Atención a la Mujer, la Infancia y la Juventud de la Asamblea Nacional del Poder Popular, y además colabora  en la formulación de las leyes que tienen que ver con el Código de la Familia, aprobado en 1975.

Tras la promulgación de dicha compilación, la Federación dio una dura cruzada por el pleno ejercicio de la igualdad de la mujer, como fue la reducción de los trabajos considerados no aptos.  Es el “mecanismo nacional” encargado de promover la identidad, cuyo carácter es muy diferente de los existentes en el resto de América Latina.

Disímil completamente nuestro ámbito, al de millones de mujeres que se enfrentan diariamente en el mundo a las tres caras de la muerte: la guerra, el hambre y el odio.

En otros lares, a diferencia de los hombres, están sistemáticamente sometidas a la inseguridad física, son denigradas y blanco de violaciones sexuales, despersonalizadas y privadas de respeto, credibilidad y recursos, y se les ha silenciado, y negado la presencia pública.

Afortunadamente en la Mayor de las Antillas el panorama es distinto: 49 años de la FMC arrojan saldos alentadores en una tierra donde aún la palabra mujer es sinónimo de creación tierna, sacrificios sorprendentes, y de solo pronunciarla deja el eco de brisas frescas, la suave fragancia de la intensidad.

El autor

Redacción Digital

Editor web de las Redacción Digital del Canal de televisión Perlavisión, de la ciudad cubana de Cienfuegos.

Notas relacionadas

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *