Agricultura cubana recupera su maquinaria

Los implementos que propician las diferentes siembras requieren de constantes adaptaciones e innovaciones, pero las producción de alimentos se mantienen

La agricultura cubana introduce nuevas tecnologías que hoy se emplean a nivel mundial, como máquinas sembradoras de grano, a la vez que recupera instrumentos y tractores para elevar los rendimientos.

En esta actividad tienen un lugar destacado los talleres para el aseguramiento de los implementos agrícolas,  la maquinaria y la prestación de servicios estatales al sector campesino y cooperativo, y demás organismos vinculados con la producción urbana y suburbana de alimentos.

Entre los centros de ese tipo más sobresalientes en la tarea se encuentra el de la Cooperativa de Producción Agropecuaria (CPA) Augusto César Sandino, de San Antonio de las Baños, en la provincia de La Habana.

El esfuerzo y de dedicación de mecánicos, especialistas y productores propició recuperar allí, para la recién iniciada campaña de frío, seis tractores con más de 20 años de explotación.

A los equipos se les mejoró el estado técnico de la caja de velocidad y otros componentes esenciales para hacer más eficiente su labor, indicó a la AIN Alfonso Roche,  presidente de la CPA.

Roche explicó que esperan obtener una alta cosecha de viandas, hortalizas y granos, en la etapa de pico productivo de plátano, malanga y el boniato, además del tomate y la papa, entre otros.

La Augusto César Sandino se ubica entre las cooperativas del país cumplidoras del Movimiento de los 100 mil quintales, que impulsa la Asociación Nacional de Agricultores Pequeños.

De sus 26 caballerías listas para la etapa de frío, 23 cuentan con riego electrificado y suministro estable de agua, así como aseguramiento financiero por el Banco Popular de Ahorro para respaldar su trabajo.

El autor

webmaster

Equipo de Desarrollo de la Redacción Digital del Canal de televisión Perlavisión, de la ciudad cubana de Cienfuegos. Fundado el 5 de Septiembre de 2000.

Notas relacionadas

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *