Ahorro energético, palabra de primer orden en Cienfuegos

Ahorro energético, palabra de primer orden en CienfuegosUn vocablo ronda la cotidianidad de Cuba y lo hace con sentido de urgencia. Llama a todas las puertas en tanto tiene la oportunidad. Donde se instala no queda lugar para su contrario, si quienes lo acogen persisten en asumirlo como conducta. Ahorro energético y apagón establecen una relación antagónica; cuando declina el primero, el segundo amenaza con extender su fastidioso dominio.

Por eso, resulta impostergable la acción consciente de los ciudadanos, bien en el medio estatal o en el residencial, para consolidar el Programa de Contingencia Energética que lleva a cabo el país, en virtud de disminuir el gasto en los combustibles destinados a generar electricidad. Pero en Cienfuegos ya se escucha la alarma: luego de ubicarse durante cuatro meses entre las provincias con menor consumo, incrementa este índice en las semanas corrientes de octubre.

Según informó Rodolfo Hernández Milián, subdirector de Economía y Planificación en la Perla del Sur, hasta el día 19 el territorio había excedido en 172 megawatts/hora (Mw/h) su plan para la etapa. El mayor incremento lo reportó el sector residencial, con un sobreconsumo del 4,6 por ciento, mientras las empresas y organismos utilizaron el 96.

De acuerdo con Hernández Milián, todavía existen centros con elevado dispendio, como la Estación de Bombeo de Cítricos Arimao, la Empresa Porcina, el hotel Rancho Luna, la Empresa Pesquera Industrial Cienfuegos (EPICIEN), y el Hospital Provincial Universitario Dr. (GAL).

Entre los municipios, sólo Aguada y Cumanayagua se ajustan a lo establecido, si bien la población en esos territorios también resulta derrochadora.

No obstante el palpable freno al derroche de electricidad en el sector estatal, alcanzar una cultura del ahorro constituye todavía una asignatura pendiente para los trabajadores y, por lo tanto, preocupación para el movimiento obrero.

Minerva García Olivera, miembro del secretariado provincial de la Central de Trabajadores de Cuba (CTC), comentó que todavía hay mucho camino por recorrer en la consecución de ese objetivo. Según declaró, una de las fisuras salidas a la luz en los controles realizados por las comisiones establecidas con esa finalidad, se da en la falta de coherencia entre el cumplimiento del plan de producción y el de ahorro energético en algunas entidades.

Entre las disposiciones impulsadas por la organización sindical figuran la lectura diaria de los metrocontadores, la divulgación en murales y asambleas del consumo energético del centro, la identificación de los puntos claves, así como el reconocimiento a los destacados en el cumplimiento de las indicaciones.

El autor

Redacción Digital

Editor web de las Redacción Digital del Canal de televisión Perlavisión, de la ciudad cubana de Cienfuegos.

Notas relacionadas

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *