Ante el cambio climático

Ante el cambio climático una de las acciones que se impone es la reforestación y cuidado de nuestros bosquesEl estudio internacional sobre la adaptación al cambio climático en la fase dos para la región de Centroamérica y el Caribe, señaló en 2008 como principales consecuencias para Las Tunas afectaciones en la agricultura, la salud humana e, incluso, el estilo de vida de sus habitantes.

Según el  informe de esta investigación, que contó con la participación de expertos de y Cuba, propuso 146 acciones de adaptación a este fenómeno, las cuales se irán implementando a medida que surjan las condiciones requeridas.

En Las Tunas la celeridad en la ejecución de estas actividades responde al deterioro ambiental, el cual  se evidencia en su condición de provincia más deforestada de la Isla (solo 14 por ciento de la superficie total cubierta de bosques) y la de menor índice de precipitaciones (mil 038 milímetros de agua al año).

Esta etapa lluviosa que recién concluyó el territorio registró valores superiores de precipitaciones. Sin embargo, 2009  figuró entre los años más secos desde 1901.

Registros del Centro Meteorológico Provincial demuestran que desde 1971 existe el tránsito hacia una fase seca.

El incremento de la temperatura mínima media anual en 1,2 grados y el corrimiento en más de 30 días entre los períodos seco y húmedo, también confirman la incidencia del cambio climático en Las Tunas.

Aunque este hecho se manifiesta como parte del  funcionamiento de la naturaleza, responde a causas antrópicas, derivadas de la explotación desmedida e inconsciente de los recursos, por lo que el principal escenario de la batalla ecológica está en la conciencia de las personas.

De ahí el imperativo de promover desde edades tempranas la conciencia sobre la necesidad del desarrollo sostenible y la adaptación a las nuevas circunstancias ambientales.

En este sentido, en Las Tunas el Ministerio de Educación y la organización no gubernamental Save the Children desarrollan el proyecto “Preparados y preparadas enfrentando huracanes y sequías”, el cual agrupa a más de 10 mil personas.

Esta iniciativa centra sus acciones en la capacitación de docentes y estudiantes para la reducción de riesgos antes desastres naturales, así como también en la formación de la cultura ambiental como respuesta al cambio climático.

Jóvenes que viven en comunidades del norte de la provincia, donde ya se aprecian alteraciones en las variables meteorológicas, asisten a conferencias de especialistas del Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente (CITMA) y a medida que se relacionan con temas de ecología, socializan estos conocimientos entre sus compañeros.

El fracaso de la reciente Cumbre de Cancún, en , demostró que para lograr la respuesta más efectiva ante la destrucción del medio ambiente es imprescindible el cambio, y no climático precisamente, sino en la manera en que los seres humanos asumen su relación con la naturaleza.

El autor

Redacción Digital

Editor web de las Redacción Digital del Canal de televisión Perlavisión, de la ciudad cubana de Cienfuegos.

Notas relacionadas

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *