Ante la crisis económica mundial: soluciones efectivas

Ante la crisis económica mundial: soluciones efectivasUn colectivo obrero del centro de Cuba pone su ingenio en función de disminuir los efectos de la crisis económica mundial e impedir que se paralice el proceso productivo.

 

La iniciativa se ha adueñado de los trabajadores de la empresa avileña Cítricos Caribe, empeñados en la reparación y fabricación de piezas de repuesto para mantener la vitalidad del parque automotor, encargado del traslado de los derivados de cítricos y frutas producidos en las unidades de ese sector en el país.

Esta entidad, vanguardia nacional por 12 años consecutivos, distribuye mensualmente unas cinco mil toneladas de esos alimentos y apoya, además, la entrega de productos normados a las bodegas.

 Frente a las dificultades

Muestra de la inventiva de los trabajadores es la confección y mejora de ejes, vigas centrales, balancines, cigüeñales, compresores, válvulas de sistemas de aire y de embrague, cajas de velocidad, diferenciales y paquetes de muelles.

Comentó Orlando Suárez Pino, director del centro, que estas soluciones, valoradas en unos 140 mil dólares, posibilitaron la circulación de cinco semi-remolques y siete cuñas tractoras en lo que va de 2009.

El colectivo redobla sus esfuerzos para dar solución a las necesidades que se presenten, pues conoce que el transporte en este sector a nivel nacional demanda entre 450 mil y 470 mil dólares por concepto de compra de piezas cada año, añadió Suárez Pino.

Sin embargo, agregó, los altos precios del mercado obligan a adquirir únicamente los componentes que sean más difíciles de recuperar o que hayan perdido la vida útil.

 Sin tiempo para el descanso

Para Pedro Julio Miranda Mantilla, que lleva10 años como vanguardia nacional, no existen secretos en la mecánica y lo mismo recupera motores, inyectores, turbos y compresores, que varía medidas en las piezas y adapta aros de otros tipos de camiones.

Adquirir un motor con sus partes y agregados para una rastra marca Scania o Volvo, ambos tipos en nuestro centro, le cuesta a Cuba unos cuatro mil dólares, en tanto un cigüeñal para cualquiera de esos equipos vale unos mil 300 euros, destacó Pedro Julio.

Otro que no mira para el reloj es Andrés Díaz Mantilla, chofer en la nómina del cobro, pero cuando hace falta que deje el timón no lo piensa dos veces y da su aporte como mecánico soldador.

Una dirección de un carro está por el orden de los siete u ocho mil dólares y yo no permito que mi país los gaste, porque aunque es un trabajo de mucha precisión en cuatro días la desarmo, reparo e instalo de nuevo, expresó Díaz Mantilla.

El celo de los choferes y el sentido de pertenencia hacen posible que, a pesar de los 20 años en explotación, los camiones de Cítricos Caribe en muestren una eficiencia en el uso del combustible idéntica a su periodo inicial de explotación, que es 2,77 litros por kilómetro recorrido dada por el fabricante.

Este colectivo constituye un buen ejemplo de lo que se puede hacer para sustituir importaciones y contribuir con la economía sin afectar su objeto social.

El autor

Redacción Digital

Editor web de las Redacción Digital del Canal de televisión Perlavisión, de la ciudad cubana de Cienfuegos.

Notas relacionadas

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *