Aquel 5 de Septiembre

Las armas en manos del pueblo convirtieron a Cienfuegos en una ciudad libre por un díaTodavía es temprano, la ciudad apenas comienza a sacudirse al silencio nocturno, cuando los marinos ubicados en la Base Naval de Cayo Loco permiten la entrada de los autos que conducen al jefe civil del alzamiento, Julio Camacho Aguilera y al militar designado, el alférez de fragata, .

Aquellos hombres apresan al jefe del Distrito y poco después toman el Cayo. Se unen muchos marinos y arriban milicianos del Movimiento 26 de Julio pidiendo armas para combatir a los policías del tirano Fulgencio Batista. Así amanece  el 5 de Septiembre de 1957 en la Perla del Sur, día histórico recordado a lo largo de estos 52 años.

La nublada mañana de septiembre se echaba encima, cuando los dirigentes del alzamiento orientan a los sublevados cumplir diferentes misiones. Un grupo de marinos se persona en la casa de San Fernando y Manacas, donde vivía el odiado comandante Fernández, pero no puede sorprender a la escolta y escapa el esbirro.

Un grupo rebelde sorprende la Jefatura de la Policía Marítima y el comando de marinos y civiles trata de ocupar el cuartel de la Guardia Rural en el barrio de Pueblo Griffo (hoy escuela) que no será posible sin un alto costo de sangre por parte de los rebeldes, al perderse el factor sorpresa y con evidente superioridad numérica del enemigo.

Donde actualmente se encuentra la Dirección Provincial de Trabajo, frente al parque , estaba la Policía Nacional, uno de los objetivos a tomar por los combatientes y que era la extensión del antiguo Ayuntamiento Municipal. Tropas de la dictadura lograron retomar el enclave militar y numerosos prisioneros rebeldes fueron asesinados.

El antiguo colegio de artes y oficios San Lorenzo también frente al parque Martí y convertido por la Revolución en la escuela secundaria básica urbana 5 de Septiembre, fue el último bastión de resistencia de los revolucionarios. La dictadura despachó sobre la ciudad sitiada a unidades élites de Matanzas, La Habana y otros lugares.

Quedaron sosteniendo el desigual combate heroicos marineros hasta que después de las dos de la madrugada agotaron el parque y el edificio fue invadido por las hordas del tirano que asesinó a mansalva a todos los revolucionarios que allí se encontraban. En total murieron 46 revolucionarios y entre ellos 26 marineros, quienes cayeron portando el brazalete del Movimiento 26 de Julio.

Presentes  palabras del Comandante en Jefe Fidel Castro en el acto central  del aniversario XX, cuando expresó: “El hecho del levantamiento de Cienfuegos significó un aliento moral extraordinario para los combatientes de la Sierra Maestra. Ya la tiranía no podía continuar hablando de la unidad de sus Fuerzas Armadas” y añadió: “No pudimos mantener entonces el Cayo; no pudimos mantener el Colegio San Lorenzo, ni el Ayuntamiento, ni el parque Martí, ni la ciudad (…) no lo tomamos entonces pero lo tomamos después, y lo tiene nuestro pueblo ahora definitivamente y para siempre.

El autor

Redacción Digital

Editor web de las Redacción Digital del Canal de televisión Perlavisión, de la ciudad cubana de Cienfuegos.

Notas relacionadas

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *