El Boulevard de Cienfuegos, y sus varios nombres

¿Sabías que el Boulevard de Cienfuegos, esa transitadísima calle peatonal tuvo varios nombres y que por allí circularon autos y tranvías? Pues sí, esa hermosa calle cienfueguera, antes de tener ese granito brillante en el piso y estar llena de cienfuegueros y visitantes, era una calle comercial por donde circulaban autos y tranvías sureños.

Primero se llamó San Fernando, en honor de Fernando VII, y luego de la Guerra de Independencia y la Intervención Militar Norteamericana en Cuba, el Ayuntamiento la rebautizó en 1902 como Juan O´Bourke, un patriota y destacado hombre público de Cienfuegos pero que había nacido en Trinidad. El cambio de nombre fue infructuoso, pues todo el mundo la sigue llamando San Fernando, o sencillamente el Boulevard, o la forma más popular, el Bulevar.

Lo irónico y risible, es que oficialmente tampoco se llama así, sino que es la Avenida 54, luego de 1961 cuando se cambiaron los nombres de las calles y avenidas por números.

Actualmente el Boulevard es el centro de toda la vida comercial cienfueguera. Allí se agrupan muchas tiendas, comercios y negocios privados, que le otorgan una vitalidad enorme a esta arteria, que solo decae en horas de la noche.

Es uno de los más hermosos del país y el más limpio, con sus cestos para basura cada algunos metros y su piso de reluciente granito.

En 1984 sus dos primeras cuadras, desde Prado hasta Hourruitiner (calles 37 hasta 33), perdieron el acceso vehicular, con la sustitución del pavimento y la incorporación de luminarias y canteros.

En 1992 se realizó el mismo trabajo en la tercera cuadra (de Hourruitiner a De Clouet) y en el año 2000 se termina la que va desde De Clouet hasta Santa Isabel, como parte de la reanimación del Hotel Unión, lo que lo convirtió en toda su extensión en una excelente vía peatonal donde coexisten las funciones domésticas, culturales, comerciales, de servicios e intercambio social.

¿Sabías qué?

El Palo Gordo, ese edificio comercial que hasta hoy perdura en San Fernando y Hourrutiner, fue un pequeño comercio que se fundó en 1822 en esa calle, en sus inicios era una tienda de lujo que vendía artículos de bisutería y quincalla. Actualmente en sus altos radica la Oficina del Conservador de la Ciudad de Cienfuegos.

A fines del año 1844 se instaló el alumbrado público en la céntrica calle San Fernando, algo muy llamativo para la época, el alumbrado se extendió a toda la Villa en 1847.

Hacia 1860 la Villa Fernandina de Jagua, ya con el título de Ciudad de Cienfuegos, quedó dividida administrativamente en dos distritos y el límite fue dicha calle de San Fernando; Félix Lanier en su carácter de Teniente de Alcalde quedó a cargo de la parte de la población que quedaba a partir de la acera sur de dicha calle.

En la céntrica calle, el propietario azucarero de origen canario José Quesada, construyó en la década del 1865-1875 una edificación muy elegante para su vivienda, que su albacea y heredero Manuel Blanco amplio para darle categoría de palacio. Hoy es conocido como el Palacio de Blanco y es la sede de la ACCA en Cienfuegos.

Para destacar la importancia comercial de esta calle basta con decir que el registro de comercios e industria de la ciudad de Cienfuegos, desde los años 1929 hasta 1959, registran en esa arteria cienfueguera más de 82 puestos comerciales y tiendas, algunas que incluso hoy en día perdura, como las tiendas El Gallo, La Nueva, Eureka, La Francia Moderna, El Palo Gordo, Cartoqui y La Princesa.

Como se puede ver esta es una calle llena de historia, sin importar que se llame San Fernando, O´Bourke o Boulevard.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Fuentes:

Lilia Martín Brito, “El desarrollo urbano de Cienfuegos: Presencia de los franceses”. Revista Universidad y Sociedad. Universidad de Cienfuegos. 2010

Lilia Martín Brito, “El binomio parque-paseo en la armonía urbana de Cienfuegos”, Revista Isla, Universidad Central Marta Abreu de Las Villas, 2009

Victoria M. Sueiro Rodríguez, “Cienfuegos 1840-1898: vida y cultura en una ciudad interior de Cuba”

“Síntesis histórica provincial. Cienfuegos”, Editora Historia, La Habana, 2011

Lilia Martin Brito, Salvador David Soler Marchan, Juana Irene  Reyes Abreu y Orlando Garcia Martinez, “Historia Provincial De Cienfuegos”.

El autor

Sabdiel Batista Díaz

Licenciado en Periodismo, UCLV, 2007. Máster en Estudios Históricos y de Antropología Sociocultural Cubana, UCF, 2014. Blogguer, Community Manager, Diseñador web, Investigador en el Telecentro Perlavisión, en Cienfuegos.

Notas relacionadas

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *