Por el central “14 de Julio” arrancó la zafra azucarera en Cienfuegos

Por el central “14 de Julio” arrancó la zafra azucarera en Cienfuegos

El primer pitazo del central 14 de Julio, del municipio de Rodas, anunció el comienzo de la zafra 2020-2021 en la provincia de Cienfuegos, en la que los azucareros del territorio están comprometidos a reeditar el cumplimiento del plan de producción del crudo del pasado año, a fin de redondear las 90 mil toneladas planificadas, esta vez con alrededor de 963 mil toneladas de caña a moler.

De acuerdo con el ingeniero Amaury Rodríguez Depestre, director de la industria rodense, el colectivo del “14 de Julio”, Vanguardia Nacional por doce años consecutivos, quiere en la zafra consecutiva 190 en la historia de este ingenio, no solo fabricar las 30 mil 500 toneladas del plan, si no, además, sostener los indicadores de eficiencia que lo han distinguido como el central más integral del país en los últimos años.

En declaraciones de Edilaime Fonseca Otero, especialista en Comunicación y Marketing de la Empresa Azucarera Cienfuegos, adelantó que para el próximo 14 de diciembre debe iniciar la molienda el “Ciudad Caracas”, de Lajas, y poco más adelante este propio mes, se incorporará el aguadense “Antonio Sánchez” para completar así la nómina de los tres centrales cienfuegueros en operaciones en la presente contienda.

Precisó la funcionaria que la excesiva humedad en los campos, debido a las lluvias intempestiva de noviembre, unido a la tardía maduración de la gramínea con baja concentración de sacarosa (brix), aconsejaron retardar el cronograma de arrancada. Luego, fue necesario reajustar el plan de la llamada zafra chica hasta el 31 de diciembre, fijado en unas 8 mil 300 t para las que deben llevarse a los molinos poco más de 118 mil toneladas de caña.

La contienda recién comenzada queda enmarcada en un escenario muy complejo, en medio de serias limitaciones tanto económicas como sanitarias, comoquiera que aún perdura la situación epidemiológica creada por la pandemia de la COVID-19, además de las medidas derivadas del bloqueo impuesto a Cuba por más de sesenta años y su recrudecimiento por la actual administración de los Estados Unidos.

No obstante, una vez más los azucareros sureños están dispuestos a sobreponerse a las dificultades materiales y hacer una zafra corta, lo que obliga a extremar los procesos organizativos en la cadena productiva del campo a la fábrica, con el máximo aprovechamiento de la jornada de corte, reducir al mínimo las pérdidas en cosechas y mantener molidas altas y estables, de modo que puedan ajustarse a los indicadores de eficiencia planificados.

Ahora más que nunca se apela al sentido de pertenencia y la voluntad de hacer que caracteriza a los trabajadores del sector; pero ello supone, también, redoblar los esfuerzos en esmerarse en la atención al hombre y echar a andar la emulación desde el principio, como el motor impulsor de todas las tareas, donde resulta fundamental el papel del movimiento sindical.

Por: Armando Sáez Chávez / 5 de Septiembre Digital

!Esperamos tus comentarios en Facebook y tus RT en Twitter. Estamos en Telegram también!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *