Ciclón Flora, azote del oriente cubano

Ciclón Flora, azote del oriente cubano

El 3 de Octubre de 1963 el ciclón Flora comenzó a azotar la región oriental de Cuba, sembrando a su paso destrucción y muerte. Una vez pasados los momentos más peligrosos, el 7 de octubre, el Comandante en Jefe Fidel Castro llegó a zonas afectadas por el ciclón Flora en la provincia de Oriente para evaluar los daños.

El Flora fue catalogado como la segunda mayor catástrofe registrada en la isla de Cuba. Se movió por toda la región oriental de la Isla; hizo un lazo sobre las actuales provincias de Las Tunas, Granma, Holguín y Camagüey. Las torrenciales lluvias asociadas a él causaron inundaciones nunca antes vistas y provocaron la muerte de aproximadamente dos mil personas y graves daños materiales.

El territorio de la actual provincia de Granma, uno de los más afectados, reportó en 93 horas mil 840 milímetros de agua, causantes de enormes riadas, de la muerte de mil 126 personas, la destrucción de 11 mil 103 viviendas, averías a otras 21 mil 486, destrucción de cuatro mil caballerías de arroz y serias afectaciones a extensas áreas cañeras y cafetaleras, servicios de electricidad, telefonía, carreteras y caminos.

Fidel dirigía las operaciones de auxilio. En la foto se ve sobre un vehículo militar anfibio en la zona afectada.

Fidel dirigía las operaciones de auxilio. En la foto se ve sobre un vehículo militar anfibio en la zona afectada.

Fidel dirigía las operaciones de auxilio. En esa labor estuvo a punto de sufrir un accidente: el vehículo anfibio en el que iba por el río La Rioja, con el comandante Vallejo como ayudante, estaba sobrecargado de gente y abierto atrás. La agilidad y audacia de un campesino evitaron que las aguas lo arrastraran: metió al río un camión Zil provisto de sogas y pudo impedir el accidente. Pero la preocupación y meta de Fidel era el lugar de mayor peligro: el río Cauto, convertido en un “Amazonas embravecido”. Según se dijo entonces, las aguas del río principal se extendieron fuera de su cauce unos 20 kilómetros, arrasando cuanto obstáculo pueda imaginarse: troncos, tejas, reses, etc.

El 14 de Octubre de ese año el Consejo de Ministros decretó tres días de duelo nacional por los más de mil compatriotas muertos durante el paso del huracán Flora por el oriente del país. Pero el pueblo no se quedó en el luto, sino que se lanzó a la recuperación.

El 31 de Octubre una concentración popular reunida frente al Palacio Presidencial, expresó su decisión de apoyar un plan extraordinario en beneficio de los damnificados del ciclón Flora.

El violento fenómeno meteorológico había azotado durante varios días la zona oriental del país, causando la muerte de más de mil personas y extraordinarias pérdidas materiales.

Ese desastre natural, y los posteriores planes de prevención son la base de la Defensa Civil, que ha preparado al pueblo cubano y al Gobierno hasta ser uno de los mejores preparados en el mundo para enfrentar este tipo de catástrofes naturales y preservar así la vida humana, el recurso más importante de nuestro país.

Si te gustó, esperamos tus comentarios en Facebook y tus RT en Twitter

El autor

Sabdiel Batista Díaz

Licenciado en Periodismo, UCLV, 2007. Máster en Estudios Históricos y de Antropología Sociocultural Cubana, UCF, 2014. Blogguer, Community Manager, Diseñador web, Investigador en el Telecentro Perlavisión, en Cienfuegos.

Notas relacionadas

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *