Cienfuegos frente a la crisis mundial

Fábrica de Cementos Cienufegos es una de las industrias que implementó planes de ahorro de acuerdo a la crisis” src=”images/stories/economia/fabrica-cemento-cienfuegos2.jpg” mce_src=”images/stories/economia/fabrica-cemento-cienfuegos2.jpg” alt=”La Fábrica de Cementos Cienufegos es una de las industrias que implementó planes de ahorro de acuerdo a la crisis” height=”147″ width=”218″>El edificio del sistema capitalista se derrumba; pero al caer, los escombros impactan contra de todo lo que se haya en derredor.  Aunque la  crisis económica actual tiene su origen en el esquema de vida insostenible impuesto por el capitalismo mundial,  sus consecuencias irrumpen en el panorama cotidiano de otros modelos sociales.

Con “…producciones deprimidas, anuncios de peores contingencias… Y también en la voluntad y en los reajustes para enacararla…” describe uno de los diarios nacionales los síntomas de la crisis en Cuba.

En Cienfuegos, por ejemplo, este territorio situado a aproximadamente 400 kilómetros de La habana, capital de todos los cubanos, donde la industria representa el 80 % de la economía del territorio, algunas empresas han comenzado a sentir el peso de esta realidad planetaria.

El Combinado Lácteo Escambray, en el municipio de Cumanayagua, avizora que sus producciones pueden afectarse de forma ostensible. Allí se elabora una gran cantidad de helado. Cuatro provincias se abastecen de ella, y el comercio internacional se beneficia con sus variedades de queso.

Los planes de ahorro dentro de la contingencia energética que vive la Isla imponen una reducción de entre julio y agosto, se estima en los 350 megawatt por hora y en 260 MW/H entre septiembre y diciembre. Sin embargo hasta mayo de 2009 la planta consumía cerca de 400 MW/H por mes.

El considerable recorte constreñirá las producciones. La planta de helados sólopodrá permanecer en actividad unos días, hasta detenerse completamente a partir de septiembre para garantizar que continúe prestando servicios la de quesos y la pasteurizadota, donde fabrican la leche para la población, el yogurt de hospitales y círculos infantiles, y el soyurt.

Las salpicaduras de la crisis caen también sobre el Combinado Poligráfico de Cienfuegos. La empresa ha confrontado problemas con el suministrador extranjero y ha visto afectada  la adquisición de piezas para la industria gráfica, que no se fabrican nacionalmente y resultan costosas por concepto de pagos de aranceles, según afirmaron directivos de la entidad.

En Santa Isabel de las Lajas ya no se Fábrica de Aluminio ya no trabaja el metal; sólo produce envoltura. Para sus trabajadores es la consecuencia más cercana de la crisis. Desde abril de 2009 no realizan sus envases y embalajes por falta de insumos.
También en la fábrica lajera podrían detenerse los proyectos inversionistas, concebidos para incrementar la capacidad productiva debido a su, hoy, escaso impacto en la demanda nacional.

Hasta el momento solo se garantiza aquí, el ciento por ciento del embalaje del jabón Nácar, el 80 por ciento de las pastas alimenticias, y el 50 por ciento de la envoltura del café, entre otros productos.

Las producciones para otra de las fuentes e ingreso para el país, el turismo, podrían verse dañadas en esta central provincia. Ubicada en el municipio de Palmira, la Embotelladora de Ciego Montero, entidad que asegura la provisión de aguas minerales y refrescos del sistema turístico y la red de tiendas en divisas del país, aprecia una disminución de las ventas respecto a etapas anteriores.

Sin embargo, a pesar de las difíciles condiciones que impone esta realidad a los centros de trabajo, como es habitual en nuestro país, “nadie ha sido despedido porque emplean su fuerza de trabajo en labores de mantenimiento y otras funciones” según se constata en entrevistas y testimonios publicados por la prensa digital.

Con los truenos que trae el tormentoso estado de la economía mundial para Cienfuegos, y en mayores dimensiones para entorno nacional cubano, se valora aún más la justeza  de sistema social que defendemos en la Mayor de las Antillas.

A fuerza de voluntad, de disciplina, apelando a la inventiva y al máximo aprovechamiento de las jornada laboral, siempre sobre el conocimiento responsable de la contingencia mundial se suma el hecho de que por cada peso de salario que cada entidad o empresa le paga sus trabajadores, debe tributarle al Estado, además, 25 centavos de acuerdo con un impuesto establecido para el uso de la fuerza de trabajo, más 12,5 centavos para seguridad social, Cuba saldrá adelante.

El autor

Redacción Digital

Editor web de las Redacción Digital del Canal de televisión Perlavisión, de la ciudad cubana de Cienfuegos.

Notas relacionadas

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *