De Cienfuegos a Pakistán…defendiendo la cocina cubana

De Cienfuegos a Pakistán…defendiendo la cocina cubana

Gioelkis Sosa Hernández, acaba de regresar de un evento

internacional que tuvo como sede a Pakistán. El cienfueguero de 28 años de edad,  quien se desempeña como dependiente integral en la sucursal de Artex Cienfuegos, fue seleccionado para integrar una delegación cubana conformada por un quinteto musical, 2 bailarines, una torcedora de Habanos y un chef.

Todos tuvieron la responsabilidad de representar a la cultura cubana en un encuentro donde asistieron cerca de 300 embajadores y diplomáticos de más de 45 países.

“El evento fue auspiciado por el grupo HASHOO de la MARRIOT, una de las cadenas de hoteles más importante del mundo y la TURkISH AIRLINES.

Hoteles ubicados en Isla Mabad, la capital de Pakistán y los estados Latture y Karachi fueron la sede del encuentro que duró 15 días, explica Gioelkis quien dice sentir orgullo porque fue el único integrante del grupo cubano que residía en provincia.

“A mí me seleccionan porque en 2016 en el Evento de Técnicas Gastronómicas de ARTEX  fui el campeón provincial y nacional en la categoría de chef de cocina. Fue una gran experiencia en todos los sentidos, imagínate  mi primer viaje a otro país. Conocí nuevas culturas, y a pesar de la barrera del idioma pudimos intercambiar porque nos pusieron como traductores a un grupo de médicos pakistanís que estudiaron en Cuba”, añade el joven cienfueguero.

Nos cuenta Gioelkis que tuvo que trabajar con el grupo de chef de cada hotel. Su responsabilidad era elaborar platos de la cocina cubana para insertarlos en el menú integral que se le ofertaba a los visitantes, parte de ellos latinoamericanos.

De Cienfuegos a Pakistán…defendiendo la cocina cubanaDe Cienfuegos a Pakistán…defendiendo la cocina cubana

De Cienfuegos a Pakistán…defendiendo la cocina cubana. Foto Cortesía del entrevistado.

“Tuve la posibilidad de trabajar con grandes chef de diferentes naciones. Lo más difícil fue enfrentarme a la cultura del país sede. Allí no se come cerdo ni se toma bebidas alcohólicas. Por lo que no pude elaborar ningún plato con esa carne ni utilizar el vino que para mí resulta esencial en muchísimas recetas de la culinaria cubana, agrega.

Gioelkis, es graduado de técnico medio en Contabilidad, sin embargo, siempre le atrajo la buena sazón de su madre. Por ello decidió pasar cursos en el restaurante 1800 de la ciudad de Cienfuegos donde adquirió el segundo nivel de Cocina Internacional.

Trabajó en varias paladares sureñas y desde hace 3 años labora en el café Bartolo, un centro cultural perteneciente a la sucursal Artex Cienfuegos.

“Nunca pensé que fuera la cocina la que me abriera las puertas al mundo, estoy orgulloso de haber representado a mi país, a mi provincia, a mi centro de trabajo. Hace unos días mi directora recibió una carta donde se me reconocía por la profesionalidad y disciplina. Entonces parece que lo hice bien y eso me reconforta”-concluyó  el chef cienfueguero.

Si te gustó, esperamos tus comentarios en Facebook y tus RT en Twitter

El autor

Damaris Leyva Feijoo

Licenciada en Educación. Especialista en Dirección de Programas Informativos de la Televisión. Periodista de Perlavisión, en Cienfuegos.

Notas relacionadas

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *