Cienfuegos se levantó un 5 de septiembre

Julio Camacho Aguilera fue uno de los líderes del alzamientoTras el golpe militar perpetrado el 10 de marzo de 1952 en Cuba, el levantamiento popular en la ciudad de Cienfuegos el 5 de septiembre de 1957, ocupa un lugar destacado en la lucha por derrocar a la dictadura de Fulgencio Batista Zaldívar.

Cuando se produjo el estallido rebelde, la ciudad entera se levantó. En la madrugada anterior habían arribado Julio Camacho Aguilera por el Movimiento 26 de Julio (M-26-7), y el ex alférez de fragata , jefe militar del alzamiento, encargado de dirigir los acontecimientos.

Cerca de las seis de la mañana de ese día, los revolucionarios redujeron en silencio las postas de entrada de Cayo Loco, y así dieron paso a los jefes de las acciones y a los milicianos del 26 de julio, que permanecieron acuartelados, y acudieron a buscar las armas ocupadas, parte de las cuales se entregaron al pueblo.

De inmediato cayeron las estaciones de la Policía Marítima y la Policía Nacional, el Ayuntamiento y otros puntos. Aunque no pudieron tomar el cuartel de la Guardia Rural, los soldados se encerraron allí y la ciudad quedó en manos de los rebeldes por espacio de 24 horas. Luego, la tiranía lanzó sobre Cienfuegos a sus tropas que ametrallaron y bombardearon indiscriminadamente los barrios, y causaron decenas de muertos, heridos y mutilados entre la población.

Lo más impactante del levantamiento del 5 de septiembre en esa urbe cubana fue el apoyo popular: el pueblo en masa se volcó a las calles. Desde el punto de vista político, probó la inexistencia de la tan cacareada unidad monolítica entre Ejército, Policía y Marina de que se jactaba Batista, porque esta última había sido capaz de alzarse en armas contra las dos restantes. Ello ocasionó un fraccionamiento interno muy grande dentro de las fuerzas armadas y, por supuesto, debilitó profundamente al régimen.

Aunque en lo interno esta acción resultó un revés para el movimiento en Cienfuegos, que desde entonces quedó prácticamente neutralizado, en sentido general representó una victoria para la lucha, por su tremenda repercusión nacional y el hecho de que, durante horas, fue un territorio libre, el primero de la Revolución en el país.

La ciudad de Cienfuegos, que hoy se levanta majestuosa y orgullosa de su historia, cada 5 de septiembre enaltece a quienes contribuyeron a forjar allí los destellos de la libertad, que fuera conquistada de manera definitiva el Primero de Enero de 1959.

El autor

Redacción Digital

Editor web de las Redacción Digital del Canal de televisión Perlavisión, de la ciudad cubana de Cienfuegos.

Notas relacionadas

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *