Cienfuegos, y Cuba, a media asta

Cienfuegos, y Cuba, a media asta

Cuando uno camina hoy por las calles de Cuba se encuentra con los resultados de lo que sembró Fidel en nuestra sociedad: con cubanos con los ojos tristes pero la mirada serena, seguros de que la obra de la Revolución perdurará aunque sus forjadores ya no estén con nosotros.

Los cubanos sacaron sus banderas apenas se supo la noticia el viernes por la noche y el sábado por la mañana. Hoy el pueblo se arremolinó cerca del parque para firmar los libros de condolencias, en ese mismo lugar donde Fidel se dirigió a este pueblo el 6 de Enero de 1959 para reconocerlos por el alzamiento armado del 5 de Septiembre de 1957.

Niños, ancianos, llantos, flores, medallas, rostros tristes, manos temblorosas que aprietan el bolígrafo con el que signan un sentimiento de gratitud hacia uno de los más grandes cubanos, solo superado por aquel que fue su maestro de ideas luminosas, José Martí.

Por doquier se ven banderas cubanas a media asta. Ancianos cargados de medallas obtenidas en decenas de batallas por las ideas inculcadas por Fidel pero defendidas por todos los hombres justos.

Las calles de Cuba, y las de Cienfuegos también, están llenas de cubanos que se dirigen hacia, o hasta, ese centro fundacional donde se erige el Parque José Martí. ¡Qué mejor lugar para rendirle tributo! Allí el Comandante en Jefe le rindió tributo a este pueblo, este mismo pueblo que hoy le responde: “Comandante en Jefe, hasta la victoria siempre!

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Si te gustó, esperamos tus comentarios en Facebook y tus RT en Twitter

El autor

Redacción Digital

Editor web de las Redacción Digital del Canal de televisión Perlavisión, de la ciudad cubana de Cienfuegos.

Notas relacionadas

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *