Un cienfueguero herido en el Moncada: Abelardo Crespo Arias

Un cienfueguero herido en el Moncada: Abelardo Crespo Arias

Abelardo Crespo Arias, el joven alegre, estudioso y muy sincero, que nació en el humilde barrio cienfueguero de Pueblo Griffo, dejó su nombre en la historia patria no sólo por haber participado en las acciones, sino además porque escuchó personalmente a Fidel Castro, pronunciar su autodefensa, “La historia me absolverá”.

En la pequeña sala de enfermeras del santiaguero Hospital “Saturnino Lora” en la madrugada del 16 de octubre de 1953, se realizó casi en secreto aquella audiencia, en la que el combatiente Abelardo Crespo y el ferroviario Gerardo Poll, quien no había participado en los hechos, fueron los únicos testigos.

Cuenta la periodista y escritora Marta Rojas, que con el pretexto de que estaba enfermo, Fidel Castro fue separado del proceso, pues había planes para matarlo. Pero una carta llevada a tiempo al tribunal por la abogada Melba Hernández, cienfueguera que participo en el asalto al Moncada, solicitando ser examinado por el médico forense, salvó al líder, quien quedó recluido en la Cárcel de Boniato.

Como justificación para el insólito juicio, el tribunal utilizó al joven cienfueguero como pretexto, pues herido de gravedad en un pulmón fue conducido en cama ante los jueces.

Abelardo Crespo Arias nació en Cienfuegos el 24 de octubre de 1924, después del golpe del 10 de marzo de 1952, se vinculó a la lucha estudiantil y más tarde a la Juventud del Centenario.

Durante las acciones del Moncada resultó herido, prisionero y torturado, estuvo recluido en el pabellón de presos del Hospital en situación desesperada, pues según se supo, habían tratado de asesinarlo, inyectándole alcanfor en las venas.

Pero en el histórico amanecer del 16 de octubre se encontró de nuevo con el jefe del movimiento y al escuchar el valiente alegato del joven abogado; advirtió las ideas revolucionarias que cambiarían definitivamente el destino de la patria.

Cuentan los historiadores que Fidel después de su autodefensa permaneció un rato más en el local y se interesó por el estado de salud de Abelardo Crespo y fue informado que era de mucho cuidado.

Abelardo Crespo Arias junto a su familia en 1962
Abelardo Crespo Arias junto a su familia en 1962

El joven combatiente fue condenado a diez años de prisión y recluido en el Presidio “Modelo” en la hoy Isla de la Juventud, junto a Fidel y el resto de los combatientes, hasta la amnistía de mayo de 1955.

Ya en libertad y aún con las secuelas que le dejó la herida y los maltratos, siguió su lucha clandestina en varias provincias, para formar células del Movimiento 26 de Julio, hasta que enfermo viajó al exterior en 1958.

Abelardo Crespo Arias, recibió antes de morir la condición de Hijo Ilustre de Cienfuegos, que le otorgó la Asamblea Municipal del Poder Popular, la cual le fue entregada en solemne ceremonia, junto a Melba Hernández y familiares de Orlando Cortes, ya fallecido, quien también participó en la patriótica acción del asalto al Cuartel Moncada.

Por: Manuel Varela Pérez

!Esperamos tus comentarios en Facebook y tus RT en Twitter. Estamos en Telegram también!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *