Comienzan en Cienfuegos a rodar los balones

Comienzan en Cienfuegos a rodar los balones

Poco a poco, los deportes cienfuegueros comienzan a retornar a sus habituales rutinas de entrenamiento. Así lo atestiguamos en visita a la cancha de Bonneval, donde comparten terreno los juveniles del fútbol y la selección femenina de esa disciplina.

Como era de esperar, luego de meses de inactividad, las prácticas se desarrollan bajo condiciones especiales.

“Trabajamos sobre todo la parte aerobia, sin emplear cargas significativas, pues los muchachos tienen que recuperar sus formas físicas. Por eso vamos paso a paso, utilizando el minifútbol y otras técnicas que permitan la nueva adaptación. Recordemos que oficialmente el nuevo curso dará inicio el próximo dos de noviembre, y con él la preparación de cara a los venideros certámenes nacionales”, explica Roberto Espinosa, DT de la escuadra juvenil de Cienfuegos.

Por su parte, su hermano José, al frente de las chicas, comenta que “en este primer microciclo las niñas se ven muy motivadas, pues en verdad tenían inmensos deseos de regresar a la cancha”.

Estas escuadras viven momentos bien diferentes. Los varones, que vieron interrumpido su torneo nacional debido a la COVID-19, reciben a ocho nuevos ingresos, provenientes de la categoría escolar. Las chicas, que sí compitieron y alcanzaron el tercer lugar del país, presentan prácticamente el mismo equipo del año anterior, y varias de sus integrantes poseen experiencia en selecciones nacionales.

“En el último período logramos realizar once promociones a las preselecciones femeninas –nos dice el otrora estelar delantero Manolo Abreu. Ocho de esas atletas hicieron el grado y seis de ellas tomaron parte en compromisos internacionales de diversas categorías. Sin dudas eso es una tremenda fortaleza para el grupo, ahora mucho más maduro”.

En el caso de los juveniles, su director opina que las incorporaciones no debilitan para nada al conjunto.

“Es cierto que contábamos con un excelente plantel, pero estos atletas que llegan de las filas escolares poseen muy buen nivel. En su campeonato nacional llevaban un paso arrollador. Lástima que la pandemia los privó de alcanzar sus metas, pero ahora están aquí y tienen la posibilidad de demostrar su talento. Junto a los que repiten podemos armar un equipo competitivo”, reconoce Roberto.

Durante años, la emblemática cancha de Bonneval ha servido de sede de prácticas a estas categorías, y aunque todavía no cuenta con las condiciones ideales, el terreno exhibe mejor cara que en etapas anteriores.

Por: Carlos E. Chaviano Hernández / 5 de Septiembre Digital

 

!Esperamos tus comentarios en Facebook y tus RT en Twitter. Estamos en Telegram también!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *