Con las botas puestas en el voly mundial

Con las botas puestas en el voly mundialLa Liga Mundial de Voleibol ya es historia, y en ella una joven selección cubana acaparó cintillos y se granjeó el respeto de millones de seguidores del deporte de la malla alta en todos los confines del universo.

Si pocos (o casi nadie) daban a los representantes de Cuba opciones para avanzar más allá del calendario regular del certamen, teniendo en cuenta su inclusión en el bien llamado Grupo de la Muerte, tampoco muchos esperaban que los discípulos de Orlando Samuel exhibieran ya en la final un desempeño a la altura del máximo nivel mundial.

Pero los bisoños jugadores de la Mayor de las Antillas hicieron caso omiso a los pronósticos y lograron la hombrada de colarse entre los Cuatro Grandes del evento, dejando un grato sabor entre los amantes de esta disciplina llamada por algunos como el deporte de los super reflejos.

Ya en el sexteto finalista Cuba dejó en la cuneta a Argentina, para luego caer ante el favorito de todos Brasil, aunque le arrancó un set, algo que no pudieron hacer los gauchos ni tampoco el potente cuadro ruso en semifinales.

Precisamente en el otro pareo semifinal los jovencitos cubanos dejaron el alma en el Mondoflex, y aunque no hicieron realidad el sueño de llegar a la discusión del título, sí vendieron cara la derrota y obligaron a los locales serbios a excederse para agenciarse la victoria.

Hasta se comentó que ese día los nuestros ni siquiera entrenaron, debido a que varios de los integrantes de la escuadra andaban aquejados por contracturas musculares.

Por el bronce frente a Rusia simplemente afloró la fatiga, tras el esfuerzo por un exigente calendario, dentro de un certamen del más alto nivel. Algunos achacaron la debacle a la desmotivación por no acceder a la gran final, mas en verdad los nuestros lo intentaron, pero ya simplemente no podían.

Es cierto que algún que otro cambio pudo llegar antes, sobre todo en el desafío semifinal, pero también las palmas para el experimentado Samuel y su cuerpo de dirección, capaces de aunar potencialidades y guiar a estos muchachos hasta la elite universal.

Aunque todos hicieron lo suyo, difícil de olvidar serán las actuaciones de Wilfredo León, un fenómeno de 15 años que resultó el asombro de todos, al concluir entre los máximos anotadores del ajusta y liderar de principio a fin el servicio en la Liga Mundial.

Otro que se gastó un torneo de lujo fue el capitán Robertlandy Simón, también incluido en la vanguardia de puntos y bloqueo, además de constituir el máximo anotador de la etapa final.

Con justeza, Brasil se llevó la corona, luego de comandar las acciones en la etapa eliminatoria y de convencer en la fase decisiva, a pesar de la publicitada renovación en sus filas.

Giba y compañía serán recordados, al igual que Iván “El Terrible” Milkovich y sus compañeros. Pero sin lugar a dudas, los cubanos se ganaron la admiración y el respeto de todos, y en la próxima cita los pronósticos de seguro serán bien diferentes.

Relación de jugadores premiados:

– Mejor rematador:        Roberlandy Simón (CUB)
– Mejor bloqueador:      Roberlandy Simón (CUB)
– Mejor saque:             Wilfredo León (CUB)
– Mejor líbero:              Alexey Verbov (RUS)
– Mejor colocador:        Nikola Grbic (SRB)
– Máximo anotador:       Ivan Miljkovic (SRB)
– Jugador más valioso:   Sérgio Dutra Santos (BRA)

El autor

Redacción Digital

Editor web de las Redacción Digital del Canal de televisión Perlavisión, de la ciudad cubana de Cienfuegos.

Notas relacionadas

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *