Constitución con alma de mujer

Constitución con alma de mujer

Las mujeres cubanas han sido, a lo largo de los tiempos, un paradigma revolucionario. Su presencia y actuación también se reflejó en las  anteriores constituciones cubanas. La  actual, prioriza en varios de sus artículos la protección a la mujer.

Aunque en el voto de la primera constitución mambisa no estuvo presente la mujer, la voz de Ana Betancourt se alzó para reclamar sus derechos, siendo ella, la referencia histórica de la presencia femenina en las constituciones mambisas.

El triunfo de la Revolución en 1959 marcó un principio en los derechos constitucionales de la mujer y en su participación como miembro activo en la toma de decisiones en el país.

La colaboración de las mujeres en el momento de consulta popular previo, ha sido un hito en el recorrido de los derechos femeninos y su activa participación en la creación de las cartas magnas del país.

La nueva Constitución de la República es muestra de ello, pues en muchos de sus artículos, figura la protección de la maternidad, asegura el ejercicio de sus derechos sexuales  y reproductivos, las protege de la violencia de  género en cualquiera de sus manifestaciones y  espacios, y crea los mecanismos institucionales y legales para ello. También garantiza la igualdad de condiciones y responsabilidades en todas las esferas de la sociedad,  teniendo en cuenta los principios humanistas y de justicia social que establece nuestro sistema político.

Es por eso y por mucho más que en nuestra nueva Carta Magna desde los derechos de protección a la mujer se ratifica el logrado anhelo, de : “Yo quiero que la ley primera de nuestra República sea el culto de los cubanos a la dignidad plena del hombre”, y entre esos cubanos también la presencia femenina garantiza su lugar en la sociedad de hoy y de mañana.

Si te gustó, esperamos tus comentarios en Facebook y tus RT en Twitter

El autor

Mariely Salcedo Morales

Licenciada en Comunicación Social. Periodista del Telecentro Perlavisión, en Cienfuegos

Notas relacionadas

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *