Crea joven científica cienfueguera novedosa herramienta para estudiar ecosistemas marinos en Cuba

Crea joven científica cienfueguera novedosa herramienta para estudiar ecosistemas marinos en Cuba

Expertos del Centro de Estudios Ambientales de Cienfuegos (CEAC), determinaron en 18 puntos de muestreo de la bahía de Jagua, hasta qué profundidad llega la luz solar, indispensable para la vida, una investigación que aplicaron a las microalgas.

Según la autora principal de la investigación, la licenciada Aimé López Pombrol “nos basamos en ver la incidencia o la entrada de la luz solar en la columna de agua hasta qué profundidad llega, y con ello podemos predecir la tasa o potencial de fotosíntesis que estos organismos pueden alcanzar a una determinar profundidad”.

Tesis de graduación como bióloga de la más joven investigadora del CEAC Aimé López, el estudio óptico de la columna de agua, es un aporte a investigaciones precedentes en el país, que tomaban en cuenta la temperatura y el volumen de nutrientes como favorecedoras de los crecimientos masivos de estos microorganismos.

Empleando técnicas de modelación biótica, un equipo expertos en fitoplancton, físicos y matemáticos de la Universidad Central Marta Abreus, de Villa Clara y el Centro de Estudios Ambientales colaboraron.

El resultado fue una herramienta, útil para modelar las condiciones probables en que pudieran ocurrir los llamados “Bloom”, eventos similares al de algas tóxicas reportado en el verano pasado en zonas de baño de la bahía cienfueguera.

“Yo aporto una predicción en cuanto a temporadas y puntos específicos en los que pudiera haber un florecimiento masivo”.

El modelo también adaptable a embalses, podría generalizarse para el examen de estos eventos, cada vez más frecuentes como consecuencia de la prolongada sequía, las altas temperaturas, el aumento de nutrientes causado por el deficiente tratamiento de residuales urbanos que van a parar a los ecosistemas marinos.

Dr C. Alain Muñoz Caravaca, tutor e investigador de la institución científica cienfueguera asegura: “Estamos trabajando en escenarios de la región central , pero creo que estamos en condiciones de avanzar hacia otras bahías como la de Santiago de Cuba, incluso en la bahía de La Habana en subzonas costeras, donde se han reportado florecimientos”.

La investigación propuesta al Premio Nacional de Botánica y como mejor tesis de impacto ambiental de la Universidad de las Villas, es también un aporte del Centro de Estudios Ambientales de Cienfuegos al proyecto auspiciados por la Organización Internacional de la energía atómica para el estudio de algas tóxicas en el área del Caribe.

Esperamos sus comentarios en Facebook y sus RT en Twitter

El autor

Ismary Barcia Leiva

Licenciada en Periodismo. Especialista en Dirección de Programas Informativos de la Televisión. Periodista en el Telecentro Perlavisión, en Cienfuegos.

Notas relacionadas

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *