“Cuban Sunrise”: una aventura cultural

“Cuban Sunrise”: una aventura cultural

Desde la infancia Davied Espinosa Cuellar guarda un lindo recuerdo de sus ratos frente al televisor, mientras absorbía el sabroso ritmo cubano de la agrupación “Buena Vista Social Club”. Tenía 12 años cuando su abuelo le enseñó a tocar el güiro, ese ejemplar instrumento de percusión básica que no puede faltar en las agrupaciones cubanas.

-“Chiqui chá, chiqui chá, chiqui chá esa es la clave, dale, más rápido, más lento, Chiqui chá, chiqui chá, chiqui chá”, decía el abuelo.

Davied lo intentaba con sus manos de adolescente, pero aún no le salía el inolvidable chiqui chá, chiqui chá. Aún así los impulsos artísticos quedaron intactos en el joven Davied quien desarrolló sus aspiraciones al llegar a la Universidad de Cienfuegos (UCF). A parte del estudio en Contabilidad, no cejó en su preparación de forma autodidactica sobre la Percusión Menor. “Las claves, las maracas, el bongó, el güiro fueron habilidades que perfeccioné en esa época, hasta que un grupo de amigos y yo decidimos compartir nuestros estilos y experimentar la alegría de una aventura cultural”.

Así nació Cuban Sunrise (Un amanecer cubano), una idea que maduró con el tiempo hasta conformarse un proyecto cultural e integral basado en Cienfuegos, Cuba, destinado tanto al aprendizaje como al disfrute y adaptado a los múltiples intereses y necesidades del cliente.

“Todo comenzó cuando un grupo de estudiantes españoles querían recorrer el centro de la Isla y deseaban vivir y sentir la música cubana, querían experimentar la emoción de poder tocar y bailar las melodías de esta tierra en directo, ese era su principal objetivo, pero ellos contaban con poco tiempo. Juntos empezamos una excursión por Caleta Buena, Matanzas, llevando siempre los instrumentos. Luego pasamos por las montañas del Escambray cienfueguero, haciendo estancia en el parque natural El Nicho y más tarde nos dirigimos hasta uno de los más importantes museos vivientes de Cuba: Trinidad. En todos los lugares fuimos a los centros nocturnos, tuvimos la oportunidad  de conocer a artistas de la música en vivo e interactuar con ellos”.

Tras la partida de sus amigos, Davied se animó a desarrollar un proyecto de intercambio cultural con diferentes personas interesados en el turismo cultural.

En Cienfuegos no he encontrado experiencias de este tipo, en Cuba puede que existan otras”.

Davied Espinosa busca que el visitante aprecie en directo la cultura cubana, sin intermediarios, sólo a viva voz. Cuban Sunrise procura, más que una cálida estancia en el centro sur de Cuba, la alegría de las emociones compartidas de personas comunitarias que visitan www.acubansunrise.com.

Si te gustó, esperamos tus comentarios en Facebook y tus RT en Twitter

El autor

Claudia Martínez Bueno

Licenciada en Periodismo. Periodista y Editora Web en el Telecentro Perlavisión, en Cienfuegos.

Notas relacionadas

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *