Danza Contemporánea gana seguidores en Cienfuegos

Danza Contemporánea gana seguidores en Cienfuegos La prestigiosa compañía Danza Contemporánea de Cuba, fue invitada a iniciar la Temporada de la manifestación, en el teatro Tomás Terry, de Cienfuegos y lo hizo por todo lo alto.

Esta vez, fueron dos las propuestas de su amplio repertorio. Abrió el programa “Demon-Crazy”, del catalán Rafael Bonachela, obra incluída en la cuerda más experimental de la compañía, que durante medio siglo se ha desempeñado con versatilidad, interpretando desde piezas folklóricas hasta aquellas afines a la danza teatro posmoderna.

La Compañía, merecedora del Premio Villanueva de la Crítica 2007, es un ejercicio del cuerpo para exorcizar el alma, en la búsqueda de la verdad, otra. Erotismo y belleza, son constantes de la puesta, que exige un tremendo esfuerzo de los bailarines, luciéndose en escena por la plasticidad de las imágenes que proyectan y la limpieza de sus movimientos.

Hija del inquieto espíritu renovador de la compañía es “Mambo Tercer Milenio Siglo XXI”, del cubano George Céspedes, propuesta que combinando ritmos y estilos, eindaga en el pasado musical cubano, a partir de la recreación de composiciones de Pérez Prado.

Fundada por Ramiro Guerra y dirigida desde hace dos décadas y media por Miguel Iglesias, la compañía se arriesga una y otra vez en la búsqueda conceptual y estética de sus puestas, captando la esencia nacional, como expresión del pensamiento coreográfico de la Isla.

Su actual director, el número catorce a lo largo de estos años, recuerda que Ramiro funda a principios de la Revolución la compañía como Departamento de Danza Moderna del Teatro Nacional de Cuba, tratando de buscar en los inicios una manera de expresar el orgullo nacional.

“Fue como la Revolución artística dentro de la propia Revolución, tal vez lo que me une sin quererlo a Ramiro es la capacidad de arriesgarme, yo creo que todos los días uno tiene que emprender un nuevo reto, me aburre hacer lo mismo.

“Aunque ya los concepto de cubanía son mucho más amplios, son otras también las circunstancias. En aquel momento uno traba de que la gente entendiera que somos descendientes de africanos, españoles, chinos, árabes, en fin que comprendieran todo ese mosaico incluido en nuestras raíces.

“Hoy yo no me considero solo un cubano, me considero un ciudadano del mundo que nació en Cuba, que el horizonte lo ve desde Cuba, pero que también llora con las mismas lágrimas que un inglés, un holandés, o un Alemán, solo que tenemos una historia diferente.

“Ellos han sido países imperiales y nosotros hemos recibido el imperio encima de nosotros. Ser cubano, es un pensamiento una manera de hacer y conducirse en la vida”.

Iglesias anunció que entre sus primeras  presentaciones internacionales de 2011, se incluyen , nación a la cual regresan con la puesta “Carmina Burana” y en mayo estarán en los Estados Unidos.

Una deferencia para con el teatro tuvo Danza Contemporánea, que reconoció el papel del coliseo en la difusión de los mejores valores de la cultura cubana a propósito de su 120 aniversario.

Están invitadas también a la Temporada, prestigiosas compañías del país entre las que figuran: Danza Teatro Retazos, el Conjunto Folklórico Nacional y Endedans.

Carmina…

México figura entre sus primeras temporadas internacionales de 2011 de Danza Contemporánea; a la nación azteca regresarán con la reposición de “Carmina Burana”, versión del cubano George Céspedes, basada en la obra del compositor alemán Carl Orff muy popular bajo el Tercer Reich hitleriano.

Los mexicanos ya se habían acercado a los 250 poemas en latín y alemán medieval del siglo XIII hallados en el monasterio de monjes católicos benedictinos en la localidad de Beuren, cerca del actual Munich, luego conocidos como “Canciones de Beuren”.

Orff  seducido por la temática de las canciones, eligió para su ópera veinticinco textos que organizó en tres partes: La primavera, La taberna y el Amor, antecedidos “O Fortuna” que también sirve de epílogo.

En el caso de la composición coreográfica elaborada por Céspedes, estrenada en la Sala Lorca del Gran Teatro de La Habana, no se apartó de la esencia de la obra ni de su estructura musical.

Sin embargo está diferenciada de sus antecedentes cubanos, tanto de la Primera creada por Iván Tenorio en 1971 para el Ballet de Camaguey, bautizada originalmente “Juegos Profanos”, y luego cambió para denominarse “Cantata”. Posteriormente, la coreografía revisada por su autor fue adquirida por el Ballet Nacional de Cuba.

{youtube width=”445″ height=”370″}Y2iEA79x1Z4{/youtube}

El autor

Redacción Digital

Editor web de las Redacción Digital del Canal de televisión Perlavisión, de la ciudad cubana de Cienfuegos.

Notas relacionadas

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *