Debaten en Cienfuegos sobre la inteligencia competitiva como herramienta de gestión empresarial

Debaten en Cienfuegos sobre la inteligencia competitiva como herramienta de gestión empresarial

La inteligencia competitiva como herramienta de gestión centró la atención de los participantes en la más reciente peña, que cada mes auspicia la Asociación Nacional de Economistas y Contadores en Cienfuegos.

El tema fue abordado por Alayn Alonso y Juan Carlos Borggiano, director y consultor, respectivamente, del Centro de Información y Gestión Tecnológica (CIGET), quienes mostraron la importancia de su implantación en las empresas.

Conceptualmente hablando, calificaron a la inteligencia competitiva como el proceso ético y sistemático de recolección de información acerca del ambiente de negocios, de los competidores y de la propia organización, así como de las proyecciones y de su significado e implicaciones en la toma de decisiones.

Luego de exponer definiciones acerca de la gestión de información, de conocimiento, de la innovación y estratégica, los especialistas se refirieron a la vigilancia tecnológica y competitiva, que entre otros aspectos se deben tener en cuenta para el éxito empresarial.

Tras argumentar que la vigilancia competitiva constituye la alerta sobre los competidores actuales y potenciales de la organización, de los productos sustitutos y similares disponibles, así como el estudio de patentes para tendencias futuras del mercado; enfatizaron en que la inteligencia empresarial es una herramienta general cuya función es obtener, analizar y distribuir de modo sistemático y organizado información relevante sobre el contexto.

En ese sentido contempla aspectos relacionados con el macro y el micro entorno, referidos  al mercado (ventas, productos, cuotas, exportaciones e importaciones); los productos y tecnologías (precios, presentación); los suministradores, segmentos de mercado; características de los consumidores, demandas y regulaciones.

“Utilizar la inteligencia es disponer de la información apropiada y en el momento oportuno, para minimizar el riesgo de incertidumbres en la toma de decisiones”, afirmaron, y subrayaron que cuando no se realiza, se cometen errores como no valorar los recursos internos, no darle el valor y el peso que le corresponde en el sistema de gestión, centrarse en una vigilancia pasiva y no medir los resultados.

Alayn Alonso  y Juan Carlos Borggiano se preguntaron que cuál es el costo de no aplicar la vigilancia  y la inteligencia empresarial y respondieron que se puede manifestar en el no  aprovechamiento de las oportunidades; las pérdidas de cuotas de mercado; la compra de una tecnología obsoleta y hasta la negociación  con una compañía fantasma.

Teniendo en cuenta ejemplos como estos, los especialistas afirmaron que dado el bajo nivel de utilización actual, la inteligencia competitiva está llamada a implementarse como una herramienta de gestión eficiente con la activa participación de todos los eslabones en entidades de la economía.

Si te gustó, esperamos tus comentarios en Facebook y tus RT en Twitter

El autor

Ramón Lobaina Consuegra

Licenciado en Periodismo. Periodista de la Cadena Provincial de Radio, en Cienfuegos.

Notas relacionadas

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *