Delfinario de Cienfuegos: una opción para el disfrute de la familia

Delfinario de Cienfuegos: una opción para el disfrute de la familia

El delfinario de la provincia de Cienfuegos, ubicado a 17 kilómetros de la ciudad, constituye una opción recreativa para toda la familia, una experiencia inigualable donde se conjugan diversos elementos para el disfrute de todos.

Uno de los atractivos del enclave turístico resulta el espectáculo con los delfines, desarrollado en las aguas del Mar Caribe, donde se fusionan la inteligencia y destreza de los mamíferos acuáticos, bajo las órdenes de sus entrenadores, para ofrecer al público una función de calidad.

Perla y Oceany, estrellas del show, hacen gala de sus habilidades y realizan saltos libres, bailan con sus entrenadores, cantan, suben a plataforma e interactúan con el público mediante besos, caricias y poses para las fotos.

En la zona de la función también se encuentra Malú, la más pequeña de los delfines con apenas un año de nacida y, aunque no forma parte del espectáculo, participa libremente en todos los ejercicios imitando a Perla y a Oceany.

Ariel Machado Rivero, entrenador principal, explicó a la Agencia Cubana de Noticias que el adiestramiento de los mamíferos acuáticos es sistemático, depende de la alimentación y tienen en cuenta los horarios de espectáculos, baño e interacción con los delfines.

Según Arisleidys Ochoa Roldán, técnica en actividades turísticas recreativas, el entrenamiento del delfín lo realizan en equipo y es una labor muy linda a la vez que ardua, porque deben buscar la coherencia entre el animal, el entrenador, la animadora y la música en función de cada ejercicio para garantizar un buen espectáculo.

Durante el show siempre hay espacio para el momento ecológico, donde la animadora ofrece al público datos sobre la vida de los delfines y recuerda la importancia de la protección al medio ambiente.

La función finaliza con Perla y Oceany ondeando la bandera de Cuba, símbolo de la nación, como muestra de la idiosincrasia del pueblo cubano.

Para Marlon García Estrada, de 12 años y residente en Cienfuegos, la función es muy divertida porque hacen competencias de baile, y a quien gane le dan un recorrido en la lancha con los delfines y todos pueden tomarse una foto con ellos.

Ubicada próxima a los hoteles Faro de Luna, Rancho Luna y Pasacaballos, la instalación fue inaugurada en diciembre de 2001 con el objetivo de incrementar las opciones recreativas para el turismo nacional y extranjero.

De acuerdo con la página web del sitio Cubatravel, el Delfinario de Cienfuegos en Cuba recibió el certificado a la excelencia en TripAdvisor e innumerables comentarios positivos sobre la calidad del servicio y lo atractivo de la experiencia.

Por: Yohandra Gómez Amaró|ACN

!Esperamos tus comentarios en Facebook y tus RT en Twitter. Estamos en Telegram también!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *