Desde el Escambray sube el telón

Desde el Escambray sube el telónEl Teatro Tomás Terry inaugura el mes de octubre con la presentación de uno de los íconos previvientes de la escena cubana del último medio siglo: el Grupo Teatro Escambray, los días viernes 8 y sábado 9 siempre a las 9:00 PM, con la puesta de la obra No hay Ladrón que por bien no venga, bajo la dirección artística de Daisy Martínez.

Fundado en 1968 por los actores y directores Gilda Hernández y Sergio Corrieri, esta agrupación remontó el contexto urbanístico para internarse en la floresta montañosa de la sierra de Guamuhaya, en el centro del archipiélago, para realizar un arte dramático participativo, en estrecha interacción con las comunidades campesinas, sus procesos socioculturales y esfera conflictual.

Durante toda la década de 1970, el elenco incorporó a sus piezas las prácticas artísticas originarias de tales contextos: narración oral, controversias cantadas en métrica decimista, juegos de habilidades, presentando obras de los dramaturgos Albio Paz (La Vitrina y El Paraíso recobrado) y Roberto Orihuela (Ramona y La emboscada), entre otros.

Hacia los 1980, en pleno proceso desvirtuador del singular entramado cultural campesino de la zona, ocasionado por la irrupción del desarrollo agrario estandarizado, el Grupo Teatro Escambray asume el análisis crítico de la realidad urbana e industrial, con la escenificación de obras como Molinos de viento y Calle Cuba 80 bajo la lluvia, de Rafael González y Tu parte de culpa, de Senel Paz. Este proceso de aprehensión participativa de realidades fue reflejado en el filme Como la vida misma (Victor Casaus, 1985).

En su constante adaptación dialéctica a las variaciones coyunturales y permanentes de la sociedad cubana durante las dos últimas décadas, el conjunto ha tratado de asumir el análisis global del contexto, con el montaje de textos cuestionadores, deconstructores de dinámicas socioculturales como La paloma negra y Curso general teórico-práctico de animación turística por el metodólogo Liborio Hurtado, de la autoría de Rafael González; Fabriles y Los equívocos morales, de Reinaldo Montero; y Fábula de un país de cera, de Joel Cano, además de la dramatización de textos de Eliseo Diego (Como caña al viento) y Jorge Mañach (Voz en Martí), con dramaturgia de Carlos Pérez Peña.

Culmina el fin de semana con un nuevo concierto del cantautor cubano de raíces cienfuegueras, Polito Ibáñez, el domingo 10 de octubre a las 5:00 PM. El autor de temas como Recuento, Somos Números y Como caen las hojas, forjó su acervo en la década de 1980, significativa en la articulación de nuevas tendencias lírico-conceptuales dentro  de la Nueva Trova Cubana, con la emergencia de las propuestas más eclécticas y cuestionadoras de Carlos Varela, Gerardo Alfonso, Santiago Feliú, Raúl Torres y Donato Poveda

El autor

Redacción Digital

Editor web de las Redacción Digital del Canal de televisión Perlavisión, de la ciudad cubana de Cienfuegos.

Notas relacionadas

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *