Economistas cienfuegueros debaten el modelo de nuestro futuro

Economistas cienfuegueros debaten el modelo de nuestro futuro

De guía tanto para el presente como para el mañana, y de praxis científica sobre los modos de hacer colectivos de cara al futuro, definieron los miembros de la Dirección Provincial de Economía y Planificación de Cienfue­gos la Conceptualización del Mode­lo Económico y Social Cubano de Desarrollo Socialista y el Plan Nacional de Desarrollo Económico y Social hasta 2030: Propuesta de Visión de la Nación, Ejes y Sectores Estratégicos.

El director de la entidad, Andrés Martínez Ravelo, quien fuera delegado al 7mo. Congreso del PCC, subrayó la integralidad del documento, el cual calificó de riguroso, atinado e ingente; si bien reconoció que igual de importante es el debate nacional, de pueblo, generado en torno a cuanto definió como un proceso no acabado, expuesto a consideraciones y el rico debate de todos los cubanos.

Nurys Menuncia Santos, funcionaria en representación del Comité Provincial del Partido, destacó el grado de conocimiento del colectivo de estas líneas maestras de discusión nacional concebidas en el documento, debido a que resultan parte diaria de su propio quehacer.

Los presentes emitieron sus criterios sobre varios de los puntos. Entre ellos, Yamilé Rodríguez Torres, directora de Economía y Plani­ficación en Cumanayagua, quien precisó que resulta imperativo, en el orden social, actuar en consonancia con lo contemplado en el párrafo 58 respecto a los valores, los cuales llamó a entronizar como base de nuestro concepto de vida.

Roberto Pérez Machado, subdirector de Alimentos, creyó conveniente que en el párrafo 73 (“son re­levantes los deberes cívicos y sociales, entre ellos cuidar la propiedad pública y social (…)” se modifique por “cuidar todas las formas de propiedad”, de acuerdo con los cambios experimentados en el escenario nacional.

El director, Andrés, estimó que en el párrafo 83 (“La aplicación del principio de distribución socialista con arreglo al trabajo aportado…”) se debe esclarecer de esta manera: (“La aplicación del principio de distribución socialista de cada cual según su capacidad, de cada cual según su trabajo, con arreglo al trabajo aportado…”).

Reynier Hernández Capote, subdirector de Inversiones, recabó re­saltar, habida cuenta de su significación, el párrafo 100, en el sentido     de concebir lo local y específicamente el municipio en tanto instancia fundamental que, como recoge la Conceptualización, debe contar con su pertinente autonomía.

De igual manera, Reynier puso en contexto el párrafo 85 al referir que mediante mejores resultados en las empresas e inherentes mejores resultados para el trabajador, se puede llegar bien a “la retención de una parte de las utilidades para el desarrollo empresarial y la distribución a los colectivos que participan activamente en el mejoramiento de los resultados”.

Quedó claro, no obstante, en la discusión de los economistas, que lo anterior no resulta posible todavía en entidades que no disponen aún de una contabilidad certificada que contribuya a la distribución de las utilidades. Y que, además, todo debe gestionarse a partir de la creación de riqueza real.

Por otro lado, aludieron a la ne­cesidad de acelerar más a escala de país los procesos de legislación, de manera que no puedan generarse desfases entre la realidad de las circunstancias económicas y el documento legal que las refrende.

También insistieron en la urgencia de encontrar la solución general para que las formas privadas tengan asegurado un mercado mayorista, pues las adquisiciones en el minorista entrañan compras por volúmenes que en la práctica hacen “evaporarse” determinados productos de las tiendas, el desabastecimiento y la especulación.

Si te gustó esperamos tus comentarios en Facebook y tus RT en Twitter

El autor

Julio Martínez Molina

Licenciado en Periodismo. Periodista del Semanario 5 de Septiembre y del Periódico Granma.

Notas relacionadas

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *