Ejercicio físico: medicina para diabéticos

Ejercicio físico: medicina para diabéticos“La más larga caminata comienza con un paso”. Así reza un proverbio hindú que se ha convertido en slogan de varias personas, integradas a un proyecto de Medicina Deportiva que persigue hacer más llevadero su padecimiento de Diabetes Mellitus Tipo 2.

El joven Guillermo Alexander LLaguno, Licenciado en Cultura Física que labora en el Centro Provincial de Medicina deportiva de Cienfuegos, se entregó a esta humana misión desde hace cinco meses, con un grupo de 15 pacientes cienfuegueros.

“La diabetes es cada día una enfermedad más común en la población mundial. Hay estudiosos que afirman que en pocos años el número de pacientes será alarmante. Por eso nace esta idea, ya que en nuestro territorio no existía un proyecto similar”, nos dice.

Las expectativas fueron varias desde el inicio, para aquellos que no dudaron en dar el primer paso.

Héctor Cardona es uno de los más entusiastas miembros del “club”, y asegura que “me acerqué sobre todo por el problema del peso y afecciones circulatorias”. Por su parte, Juan Carlos Borggeano asegura que “sabía lo beneficioso de hacer ejercicios, no sólo para diabéticos como nosotros, sino para todos los seres humanos. Pero lo importante es integrarse. Todos los cubanos hablamos de pelota pero no la jugamos”.

Julia Bacallao es una de las mujeres del grupo. Desde el inicio no me preocupé por el peso o la forma física. Simplemente me entregué a los ejercicios en aras de mejorar mi salud”.

Tres jornadas semanales de caminata, trote, juegos y continuas pruebas se han convertido en ritual para estas personas, las cuales además encontraron aquí una vía para estrechar lazos de inigualable amistad. Transcurrido el tiempo los resultados son evidentes.

“Sin dudas, han mejorado, comenta el promotor. Por ponerte un ejemplo, una paciente llegó con un ritmo cardíaco de más de 100 y hoy presenta un estado mucho más favorable. Además, anímicamente se aprecia el progreso a diario”.

Los pacientes corroboran lo anterior. Héctor ha bajado algunas libras y ya no siente dolores en las piernas. Juan Carlos asegura que ha aumentado su capacidad para el trabajo y en sentido general es un hombre más alegre y optimista, mientras Julia expresa que el proyecto debe hacerse extensivo a otras áreas de salud, pues ella ha regulado su diabetes en todos los sentidos.

Entre los planes del joven licenciado está precisamente la extensión a pacientes de otras enfermedades crónicas no transmisibles. Sirva el ejemplo de estos pioneros para que otros muchos se sumen a la sana y feliz idea, muestra de cuanto podemos avanzar si decidimos dar ese importante primer paso.

El autor

Redacción Digital

Editor web de las Redacción Digital del Canal de televisión Perlavisión, de la ciudad cubana de Cienfuegos.

Notas relacionadas

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *