El Benny de Cuba y del mundo

El Benny de Cuba y del mundoBartolomé Maximiliano Moré Gutiérrez, o más sencillo, Benny Moré, El Bárbaro del Ritmo, calificativo que identifica en su justa medida a ese genio de la música cubana, estaría cumpliendo este 24 de agosto 91 años de edad.

Nació en Santa Isabel de las Lajas en esa fecha de 1919, pueblo perteneciente a la actual provincia de Cienfuegos, negro, de procedencia humilde y sin formación académica, pero dotado de cualidades que lo llevaron a convertirse en un verdadero artista e ídolo popular.

En el pentagrama musical cubano Benny descolló por su exquisita y bien timbrada voz, su inmensa capacidad de improvisación, su personalísimo estilo para dirigir su banda gigante, como solía denominar a su orquesta, todo lo cual lo situaron por derecho propio en un sitial único en la preferencia y el gusto musical de su pueblo.

Y es que Benny era un verdadero show en el escenario, donde enfundado en su traje, tocado con un sombrero alón y con su inseparable bastón, hacía las delicias de los espectadores, que muchas veces dejaban de bailar para apreciar sus movimientos.

Benny fue genio y figura, su carisma y su calidad interpretativa a pesar de su temprana desaparición física, lo mantienen como un referente obligado cuando de artistas predilectos se trata.

Un detalle llamativo es que Benny no poseía conocimientos musicales pues no había estudiado. Cuentan que en cierta ocasión alguien se interesó por profundizar en ese aspecto y al dirigirse a Benny recibió la siguiente respuesta:

“Mira, mi socio, yo de música no se una papa aunque la mayoría de las cosas que interpreto tienen letra y música de mi creación”.

Sus inolvidables creaciones trascienden el tiempo y se mantienen como favoritas en el gusto popular. ¿Quien no se deleita escuchando, por solo citar algunos ejemplos, Maracaibo, ¡Oh Vida, Santa Isabel de las Lajas, Dolor y Perdón, Castellanos que bueno baila usted, Bonito y Sabroso…

En reiteradas ocasiones Benny dio sobradas muestras de su apego a su origen humilde, a su patria y a su pueblo, al rechazar ofertas tentadoras para establecerse fuera de Cuba o aceptar contratos en el extranjero. En tal sentido señaló: “Lo que sucede es que me abruma la fama y hasta el dinero. Como nada de eso me enloquece, no acepto coqueteos con la gloria. Más bien los rechazo”.

El 19 de febrero de 1963, con apenas 43 años de edad, dejó de existir físicamente Benny Moré, El Bárbaro del Ritmo, aquel genial artista cubano, que permanece vivo en sus canciones, las que a pesar del tiempo transcurrido continúan en la preferencia de los amantes de la buena música.

El autor

Redacción Digital

Editor web de las Redacción Digital del Canal de televisión Perlavisión, de la ciudad cubana de Cienfuegos.

Notas relacionadas

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *