El Nicho: un paraíso entre cascadas y montañas

El Nicho: un paraíso entre cascadas y montañas

En pleno corazón del Macizo Guamuhaya yace esplendoroso el sendero turístico El Nicho, un paraíso natural que cautiva a quienes disfrutan del contacto directo con la naturaleza.

Con el reconocimiento Medio Ambiental que otorga el CITMA, como aval de la labor que realizan en aras de cuidar y conservar la flora, la fauna y demás recursos naturales, el colectivo de este destino turístico exhibe resultados superiores en el presente año. Así lo confirma Magalis Aguilar García, administradora del Restaurante El Nicho.

“En esta temporada hemos tenido una mayor afluencia de turistas al centro. Crecimos un 15 por ciento comparado con igual etapa del año anterior. Incluso, en el mes de abril, por lo general, es “baja” la presencia del turismo, tanto foráneo como nacional, sin embargo en este año ha sido catalagada de “alta” por la cantidad de  visitas que hemos recibido”.

El buen servicio que prestan en la instalación hace que el cliente siempre quede satisfecho, razón por la cual varias agencias que operan en El Nicho como Cubanacán-Varadero, Cubatur-Habana, Gaviota-Tur, entre otras, tengan a este sitio natural como destino turístico.

“Quienes visitan nuestra instalación siempre dan un criterio favorable tanto de la parte gastronómica como del recorrido por el sendero. Es por eso que se ha convertido en un producto estrella, sobre todo para el turismo de Varadero y Cayo Coco. Y es que lo que distingue la afluencia de clientes  a un centro turístico es  precisamente la calidad en los servicios”

Además de estar en contacto directo con la flora y fauna autóctona del lugar y disfrutar de la belleza de las cinco cascadas, las posetas y los saltos de agua, los visitantes pueden degustar de una agradable comida criolla.

“Nosotros ofertamos siempre comida típica regional. Hacemos concursos donde las campesinas de la comunidad presentan platos tradicional y en el menú proponemos dulces elaborados con frutas típicas de zona como mermelada de mamey Santo Domingo, casquitos de guayaba rellenos con mamey, pera en almíbar. Y las frutas las tenemos en allí para si el turista desea un jugo, hacérselo al momento”

Aunque las nuevas regulaciones referidas a la entrada al Sendero El Nicho que entraron en vigor en el 2015, parecieron una limitante más a los espacios de esparcimiento para el turismo nacional, la práctica demostró que solo se buscaba mayor organización y protección del medio ambiente en el lugar.

“Hubo momentos en que tuvimos hasta 800 personas en la instalación. Era una locura. Afortunadamente el turismo nacional entendió que esto no es un capricho sino la necesidad de cuidar la vegetación y el sendero en su conjunto. Hoy se hace con mucha disciplina. Todo el que va entra de manera organizada. La mayoría de los cubanos que nos visitan manifiestan sentirse mejor atendidos pues además de tener acceso al baño en las cascadas y posetas, el guía los lleva de recorrido y les muestra el sendero”

Al continuar en la predilección del turismo nacional, para la etapa de verano que está por comenzar  el Sendero El Nicho propone:

“Tenemos previsto ofertar platos destinados exclusivamente para este tipo de turistas. Las propuestas de la carta tendrán precios diferenciados que a la vez serán módicos y asequibles para los cubanos. También facilitaremos comida para llevar en charolas o en termo-packs para el que quiera almorzar en el sendero y que no se sientan obligados a hacerlo en el restaurante, donde no se puede entrar mojado”

Una iniciativa que sin dudas, contribuirá a mejorar las opciones del turismo nacional en el verano.

Si te gustó esperamos tus comentarios en Facebook y tus RT en Twitter

El autor

Yoley Santana

Licenciada en Educación. Periodista de Rradio Cumanayagua.

Notas relacionadas

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *