El “Tsunami” Económico Global Actual, una clave para su estudio

Resulta interesante y sorprendente, metafóricamente hablando, cómo la naturaleza y la economía capitalista, a lo largo de su historia, se asemejan. Estas poseen fenómenos intrínsecos, nocivos para la supervivencia y futuro de la vida humana, los cuales yacen en sus respectivas entrañas. Estos pueden ser los Tsunamis y las crisis económicas cíclicas del sistema.

El primero, generado por un maremoto (terremoto submarino), un corrimiento de tierra, la erupción de un volcán en el fondo oceánico o un meteorito que cae al mar, pueden tener longitudes de onda (la distancia entre la cresta de una ola y la siguiente) de 100 a 200 km y recorrer cientos de kilómetros a lo largo de las profundidades del océano, llegando a alcanzar velocidades de hasta 800 km/h. La ola, que en el mar puede tener una altura de solo un metro, se convierte súbitamente en un muro de agua de 15 m al llegar a las aguas poco profundas de la costa y es capaz de “destruir” las poblaciones que encuentre en ella.

El segundo, originadas en el propio “corazón” del modo de producción capitalista, ahora con la denominación de Globalización Neoliberal, en su afán, cada vez mayor de obtener gran cantidad de riquezas, al menor costo de producción, mano de obra barata y de tiempo disponible. Con un alcance mundial, no solamente por las magnitudes del comercio internacional, de los movimientos de capitales, o de las transacciones bursátiles, que son mayores, sino, que existe un alto grado de interpenetración de economías nacionales, ahora más cercanas por el desarrollo de la Revolución Científico Técnica; por lo que se observa una movilidad internacional sumamente superior a la de los bisabuelos del siglo pasado. Por tanto la economía mundial en estos últimos años, no se parece en casi nada a la de la década de los 70 y aún más a la de decenios anteriores.

Sobre esa base tecnológica e interaccionando con ella, en la economía contemporánea ha ocurrido un enorme crecimiento del comercio mundial, de los movimientos de capitales y una gran masa de capital en forma financiera, a un ritmo mayor que el crecimiento de la economía real. La llamada burbuja financiera formada por la especulación en títulos de valor, le han dado el sello, tal vez, más característicos a la economía mundial en los últimos 25 años; en su vertiginoso crecimiento. Esto ha llegado a denominarse ECONOMÍA DE CASINO, para dirigirse a esta especulación económica financiera desmedida, alimentada por la desregulación, o la “mano invisible del mercado” y el aperturismo, en tanto expresiones de la oleada neoliberal; que con sus matices nacionales han invadido la economía mundial y conquistado posiciones de mando en las políticas económicas.

Por tanto, el futuro de la economía, está muy lejos de ser hoy un asunto de interés menor; de atención solamente para bancos, los comerciantes, o simplemente “suicidas” de las bolsas especulativas, sino, que es de interés para toda la humanidad rica y pobre, por el precipicio sin fondo que está causando el desplome económico global, donde muchos expertos y académicos en el tema, aseguran será la más grande en la historia del capitalismo; donde no solo destruiría ese sistema, sino que arrastraría consigo mismo, por la interconexión y dependencia critica, a todos los países del mundo,  con consecuencias incalculables.

En tal sentido, el 24 de octubre del 2008, 79 años más tarde, después  del fatídico “martes negro” de ese mismo mes, pero en 1929, el ex presidente de la Reserva Federal estadounidense, Alan Greenspan, elogiado años antes por su política monetaria flexible y generadora de crecimiento, no dudó en hablar de “tsunami” financiero para describir la situación, y se dice sorprendido por la amplitud de la crisis.

Sin embargo, antes de adentrarnos a realizar algún análisis crítico sobre el “alumbramiento”, desenlace y graves consecuencias  del “tsunami”económico global; se hace necesario, para un mejor entendimiento de esta importante temática, “refrescar” una serie de conocimientos medulares, en el orden teórico, los cuales actuarían como “candil” y herramientas en el despeje de cualquier duda al respecto.

Por tanto, ¿Qué debemos recordar o conocer, antes de hacer cualquier análisis sobre la actual crisis económica global?

PRIMERO: La teoría clásica burguesa sobre las crisis económicas en el capitalismo.

Criterios específicos sobre las crisis económicas del capitalismo, expuestas por sus principales teóricos:

•    David Ricardo, creía en la firmeza inmutable del capitalismo y negaba la posibilidad de las crisis económicas de superproducción. En su opinión, aunque se le da el caso de que determinada mercancía, cualquiera que sea, llega a fabricarse en exceso y el mercado se encuentra saturado de ella, hasta el punto de que no se pague ni siquiera el capital invertido en dicha mercancía, esto no puede suceder simultáneamente en todas las mercancía. Consideraba que las necesidades humanas son ilimitadas y que los   productos se intercambian, a fin de cuentas, por otros productos o por servicios, y que por tanto no puede darse el caso de la superproducción de mercancías.   

•     Adams Smith, pensaba que las crisis económicas eran  imposibles porque nadie produce si no hay mercado y que la producción en todo caso crea su propio mercado.

•    Albert Hahn, afirmó que la causa de las crisis residía en errores de la política de los bancos, que en el periodo de depresión no desarrollan en la medida debida, las operaciones de créditos. Este economista planteaba de que si se ofrecía a los bancos la posibilidad de ampliar el crédito indefinidamente el capitalismo podría salirse de la crisis.

•    Jean Baptiste Say, él y sus continuadores negaban la existencia de las crisis en el capitalismo ya que no concebían la contradicción entre producción y consumo.

•    Paul Mattic, indicó que el estancamiento del capitalismo no podría tener causas físicas, ya que las fuerzas materiales de producción existentes (fuerzas de trabajo y plantas físicas), no se ven alteradas por las crisis. Tampoco se puede buscar su causa en la superproducción material dado que  al mundo lo que lo0 caracteriza es obviamente la subcapitalización, no ex9isten los necesarios medios de producción para satisfacer, incluso las necesidades mínimas de la población.

•    John Maynard Keynes, planteó también que con ayuda de medidas crediticias se podrían evitar las crisis. Consideraba que el capitalismo no puede superar automáticamente las crisis. Según Keynes, las causas de las crisis reside en la propensión de la gente al ahorro, hay cierta parte de los ingresos que no se consumen. Estimaba que la causa fundamental de la crisis es la desproporción entre producción y consumo y a su vez esto se debe al desempleo.

Limitaciones de los teóricos burgueses.

1.    No reconocen que las crisis son originadas por el propio desarrollo del sistema capitalista, su propia realidad.

2.    Sus teorías carecen de fundamentos. Es cierto que el crédito desempeña un importante papel en la reproducción capitalista y que es el factor de su aceleración. El crédito dilata las mermas de la producción capitalista. El crédito facilita y acelera el proceso de trasiego de capitales de una rama a otra. Cierto estado de crédito y de la circulación monetaria puede ejercer influencia en el desarrollo de la crisis o agudizarla.

3.    La teoría de Keynes es viciosa en sus partes teóricas y programáticas. Pese a la contradicción existente entre producción y consumo bajo el capitalismo, el mecanismo espontáneo de la reproducción ampliada del capital crea la posibilidad de superar la crisis.

4.    El capitalismo no reconoce límites para la producción de valores porque en su seno anida la plusvalía, pero el valor no puede existir en el aire, fuera del valor de uso.

5.    Los capitalistas en su afán de la ganancia máxima, reducen la capacidad de consumo personal de las masas trabajadoras, que crean los valores de uso, con la cual van quedando mercancías en las que no se invierte dinero, no puede ser vendida. Al verse obligada a rebajar los precios por debajo del costo de producción, el capitalista deja de producir, su empresa expulsa a los trabajadores a la calle y esto agudiza la situación.

¿Cuáles son los criterios de los clásicos del Marxismo al respecto?

Desde su fundación el Marxismo ha considerado siempre que las crisis económicas tienen dos caras. La que revela del modo más claro el parasitismo en que se debate el capital, en el que el derroche más insultante contrasta con la miseria material y moral más generalizada. La otra, el medio inhivente para superar temporalmente las contradicciones de la reproducción capital y con ello crear determinadas condiciones para la siguiente espera de la acumulación de capitales.

En el presente señalaba Marx, se trata de la superproducción del capital fijo, pues la capacidad instalada no se emplea, sino, a medias. No podría existir una superproducción absoluta, abarcadora de todos los sectores de la producción, si el capital adicional destinada a la producción capital fuere igual a cero, pero ello no ocurre porque la finalidad de la producción capitalista es la valorización del capital, es decir, la apropiación de sobretrabajo, la producción de la plusvalía, de ganancia.

Los límites de la producción capitalista no son límites de la producción en sí, sino que residen en su tendencia a desarrollar en términos absolutos las fuerzas productivas, que de manera permanente entran en conflicto, provocando las crisis, con las condiciones específicas de producción en las cuales se mueve el capital y que son las únicas en que puede moverse. No se podrían disminuir los medios de subsistencia, en proporción a la población existente. Por el contrario, se produce demasiado poco para satisfacer decente y humanamente a la masa de la población. Es la metamorfosis de la misma mercancía la disociación de la compra y la venta.

En épocas de crisis, en que el crédito se reduce o desaparece en absoluto, el dinero se enfrenta de pronto de modo absoluto a las carencias como medio único de pago y como la verdadera esencia del valor. De aquí la depreciación general de las mercancías, la dificultad más aún, la imposibilidad de invertir en dinero, es decir, en su propia forma puramente fantástica.

Lenin al respecto consideró  en su obra: “Contribución a la caracterización del romanticismo económico”, de forma crítica y exhaustiva las teorías pequeño burguesa que atribuyen a la crisis económicas al infraconsumo.

Al criticar las mismas, señalaba precisamente que en los periodos precedentes a la crisis se eleva el consumo obrero. Por lo común las crisis afecta la economía en momentos de mayor calentamiento de la coyuntura, cuando la industria funciona a plena marcha, cuando la utilización de los potenciales de producción y de ocupación de los obreros se hayan al más alto nivel. Lenin señaló que el consumo insuficiente ha existido en los regímenes económicos más diversos y que las crisis son un rasgo distintivo de un solo régimen, el capitalismo.

¿A qué conclusiones parciales podemos arribar, después de este análisis histórico teórico general sobre las crisis económicas precedentes del capitalismo?

1.    Haciendo un análisis teórico desde el punto de vista histórico concreto sobre las crisis económicas precedentes del capitalismo (antecedentes, causas y consecuencias) se podemos apreciar lo siguiente:

a)    Estas crisis van a estar dadas por la contradicción fundamental del capitalismo, el carácter más social de la producción y el carácter cada vez más privado de la apropiación.

b)    Las crisis económicas presentan un carácter limitado y pasajero dentro del modo de producción capitalista. Estos procesos son un fenómeno natural del sistema que se repiten periódicamente, además de que constituyen una necesidad dentro del mismo, porque estas dan el impulso de partida a la reanimación del capital fijo. Esto confirma que el progreso técnico y el incremento de la productividad del trabajo no constituyen la finalidad de la producción capitalista, sino que sirven como medio para obtener ganancias y se recurre al progreso técnico cuando no quedan más posibilidades.

c)    Las crisis monetarias y crediticias, que son consecuencia de las crisis industriales, agudizan a éstas. La brusca reducción del crédito obliga a los empresarios a contraer aún más la producción y esto provoca el crecimiento posteri0or del desempleo, además de la demanda solvente.

2.    El Marxismo – Leninismo plantea que las crisis económicas revelan que la producción capitalista ha chocado con límites que le es preciso franquear, se frenan de no desarrollarse. Justamente la crisis es el medio que presenta para suprimir temporalmente esos límites. Pero esa supresión prepara para el futuro catástrofes aún peores. La predicción Marxista acerca del fin del capitalismo en momentos de auge parece obsoleta, pero en épocas de crisis se confirma.

SEGUNDO: ¿Qué debemos entender por Crisis Económica Capitalista?

¿Qué debemos entender por Crisis Económica Capitalista?Al respecto Carlos Marx se refirió en su obra El Capital, en distintos momentos. Es una crisis de superproducción, no de valores de uso, sino de valores de cambio, debido a la insuficiencia, no de producción, o de la capacidad física de consumo, sino de la demanda solvente. Una abundancia relativas de mercancías no encuentra su equivalente en el mercado, no puede realizar su valor de cambio, permanece invendible y esto a la ruina de los propietarios. La recesión es el término utilizado por los capitalistas para la denominación a la crisis económica.

En otras palabras, este fenómeno, que los economistas burgueses llaman depresión o recesión, entraña la interrupción del proceso de reproducción ampliada, producto de la agudización de las contradicciones antagónicas. Quiebran empresas, aumenta el desempleo masivo, cae abruptamente el nivel de vida de los trabajadores. En realidad las tiendas repletas de productos invendibles, exceso de producción en relación a la demanda solvente, un reflejo de la contradicción mortal  entre la producción y el consumo.

En resumen, como hemos podido apreciar, según los clásicos del Marxismo, en época de crisis, en que el crédito se reduce o desaparece en absoluto, el dinero se enfrenta de pronto de un modo absoluto a las mercancías como medio único de pago y como la verdadera esencia del valor. De aquí la depreciación de las mercancías, la dificultad, o  peor, la imposibilidad de convertirlas en dinero.

La crisis revela que la producción capitalista ha chocado con límites que le es preciso franquear, de no poder hacerlo el sistema tendería a desaparecer. Por tanto es la crisis el medio que permite suprimir temporalmente esas barreras, pero esa supresión prepara para el futuro catástrofes sin precedentes. La predicción marxista del fin del Capitalismo en momentos de auge parece obsoleta, pero en los de crisis, es evidente.

TERCERO: El carácter cíclico de la crisis capitalista.

Según los clásicos del marxismo, es un movimiento periódico a través de fases, de las cuales una, es la propia crisis económica, que como ya habíamos analizado con anterioridad no es una anomalía, sino una regularidad que en la peculiar naturaleza de ese sistema, que equivale  como consecuencia a la necesaria destrucción desagradable de las empresa, causar ruinas, desempleo  etc.

¿Cuáles son las 4 fases que generalmente se distinguen en el ciclo de la crisis?

1.    Recesión: Con posibles suspensiones de pagos, quiebra de las empresas, descenso del nivel de empleo y de la producción.

2.    Depresión: Caracterizada por un alto grado de desempleo y un bajo nivel de consumo en relación con las capacidades reales.

3.    Recuperación: Se recuperan los niveles de empleo, renta y consumo, que por lo común va acompañada de un reflujo de los precios.

4.    Auge: En el que antes se lograba el pleno empleo de los factores, con elevada inversión y escasez de mano de obra principalmente calificada.

Si para Marx las crisis eran de superproducción o sobreproducción, ya con el surgimiento de Imperialismo y el crecimiento del papel de las finanzas, las crisis capitalistas incorporan un nuevo factor que apenas existía en la época de Marx y sólo en pequeño grado en la época de Lenin: el peligro de las “burbujas financieras” capaces de destruir la estructura de las finanzas, lesionar gravemente el crédito y por tanto llegar a un desplome de la demanda real y desembocar en una crisis de efectos incalculables.

CUARTO: Las Características Generales de la Economía Internacional en los Últimos Años. 

¿Qué ocurre en la actualidad?

En términos económicos la globalización neoliberal es un intento del capital de solucionar la crisis de acumulación que se presenta ya con toda su fuerza desde los años 70 y que así mismo determina la estructura y la dinámica de la actividad del imperialismo actual. Los países imperialistas  tienen que reaccionar ante las evoluciones del capital financiero internacional, las cuales representan hoy, en mayor medida que durante el período anterior, el medio por el que se manifiesta el carácter mundial del capitalismo en búsqueda de la superganancias.

El fenómeno de la globalización ha asumido su especificidad en el ámbito mundial merced a la disponibilidad de nuevos medios de comunicación cada vez más eficaces y mediante un enlace, progresivamente mejor estructurado, con los sistemas informativos, que están en proceso acelerado de centralización.

Una apretada síntesis de lo ocurrido en la economía mundial hasta hoy ayudará a comprender e ilustrarnos la significación de la crisis integral actual, que puede llegar a ser tan o más caótica que la de 1929, dado que de nuevo, a diferencia de otras crisis internacionales su epicentro se ha trasladado a Estados Unidos, el mayor deudor del mundo. El peligro que esto entraña equivale al de la situación de máximo desastre humano que la Biblia vincula con el Apocalipsis.

CARACTERÍSTICA GENERALES DE LA ECONOMÍA MUNDIAL EN EL 2008.

1.    Entre 1950 – 1990 la economía mundial creció cinco veces más de lo conocido con anterioridad. Sin embargo en los últimos 8 años el proceso ha sido inverso, (2005: 4.9%, 2006: 5.4%, 2007: 4.4% y 2008 hasta el mes de noviembre 2.2%).

2.    Entre este periodo el comercio global creció en un 11, 5 % .

3.    La economía especulativa es el signo distintivo de la actual globalización económica. Entre 1970 – 1990 el 90 % del capital en transacciones eran de la economía real, hoy el proceso es inverso, el 98 % hoy es de economía especulativa o de casino  (3 millones de millones de dólares).

4.    Los mercados de valores (bolsa de valores) funcionan las 24 horas del día interconectadas mundialmente por potentes microprocesadores.

5.    El capital financiero camina más rápido que la economía real.

6.    Si en 1965 las 200 mayores empresas globales representaban el 17% del PIB mundial, en los inicios del siglo actual representan no menos del 35%.

7.    El poder económico global está concentrado en 3 centros de poderes (Estados Unidos, y Japón). Más del 50 % de las mayores y mejores compañías y bancos en el mundo son de Estados Unidos, un 30 % de la Unión Europea y un 10 % de Japón. La preponderancia y hegemonismo residen en los Estados Unidos. Por ejemplo:

a)    Cinco de los 10 principales bancos a nivel mundial.

b)    Seis de las 10 principales compañías farmacéuticas o biotecnologías.

c)    Cuatro de las 10 principales compañías de telecomunicaciones.

d)    Siete de las 10 principales compañías de tecnologías de la información.

e)    Cuatro  de las 10 principales compañías de petróleo y gas.

f)    Nueve de las 10 principales compañías de software.

g)    Cuatro de las 10 principales compañías de seguro.

h)    Nueve de las 10 principales compañías de comercio minorista.

i)    Sólo en el sector de las aseguradoras la Unión Europea tiene una proporción mayor entre las 10 primeras del mundo con relación a Estados Unidos (con una diferencia de 5 a 4).

j)    La concentración del poder económico de Estados Unidos es aún más evidente, si miramos a las 10 principales compañías del mundo; son para esa nación.

3    El petróleo, gas natural y el carbón, en la actualidad, responden al 90% del balance energético internacional global.

a)    En 1896 el mundo consumía 6 000 000 de ts de petróleo al año y hoy consume 82 000 000 de barriles, es decir, casi 12 000 000 de ts de petróleo diariamente.

b)    Los países desarrollados consumen el 60% de la energía a escala mundial y los     subdesarrollados el resto.

c)    EE.UU. producen el 5% del “oro negro” a escala global (9 millones de barriles) pero consumen el 30% del total mundial (20 millones de barriles.).

d)    El 25% de la población consume el 75% de la energía global.

e)    El 75% de la población mundial consumen el 25% de la energía mundial.

f)    La U.E. depende en un 75% del petróleo del mercado exterior.

8.    El robo de cerebro:

a)    Las ¾ partes de los estudiantes extranjeros que estudian en EE.UU., se quedan en ese país.

b)    1 000 000 de graduados en los países subdesarrollados son captados por las naciones del Primer Mundo.

9.    El 60% de las IED se realizan entre los países desarrollados, el 33% entre las naciones subdesarrolladas y el 4 % entre los países exsocial8stas.     

10.    La región más dinámica del planeta es la Asia-Pacífico, en los últimos 5 años ha tenido un crecimiento promedio de un 7%, porque es la más atractiva para las IED (RPCH, Hong Kong, Singapur y otros.) y mayores reservas internacionales en oro divisa en el mundo (RPCH y Japón.), además que se encuentra en esa zona, una gran variedad de minerales  y mercancías de gran interés para la competencia global.

11.    Los países desarrollados expulsan el 60% de los gases contaminantes a la atmósfera.

12.    Ha existido un notable aumento de las remesas en 150 m.m de usd a escala mundial. Estas significan para el 24% de su PIB.

13.    Los países desarrollados participan en más del 68% del total de las exportaciones de bienes culturales (medios impresos, literatura, música, artes visuales, fotografías etc.). Las naciones  pobres donde viven  más del 77% de la humanidad, participa con el 31.8%. En todo ello hay una realidad: el monopolio incontrastable y creciente de los medios de comunicación y de divulgación masiva en poder de las transnacionales norteamericanas es fabuloso. Baste conocer los datos aportados por Fidel en agosto de 1998 y que hoy son más elevados.

• El 50% de los filmes que se exhiben en el mundo.

• Del 75 al 80% de las series de televisión.

• El 70% de los videos.

• El 50% de los satélites por los que se puede llegar a todas partes.

• El 60% de las redes mundiales.

• El 75% de la información de Internet.

• 65 millones de televidentes fuera de Estados Unidos ven programas norteamericanos.

14.    De a acuerdo con datos estimados del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) en la pasada década, los patrones de desarrollo seguidos por los países industrializados han ocasionado los mayores daños al ecosistema, sobre todo si se analiza el deterioro del medio desde una perspectiva  histórica. Estos países que solo cuentan con el 25% de la población total controlan las cuatro quintas partes del ingreso mundial y consumen el 75% de los recursos naturales que se comercializan; 70% de la energía, 75% de los metales, y el 85% de la madera, entre otros:

a)    El 86% del total de gastos de consumo privado (frente a sólo 1.3% captado por el 20% más pobre de la población mundial).

b)    El 45% de toda la carne y el pescado (apenas un 5% fue captado por la quinta parte más pobre de la población mundial).

c)    El 58% de toda la energía (sólo 4% correspondió al 20% más pobre).

d)    El 84% de todo el papel (1% fue utilizado por la quinta parte más pobre).

e)    El 87% de la flota mundial de vehículos (1% de los más pobres).

f)    Se calcula que en el curso de su vida, un habitante en los EE.UU. consume como promedio 530 ts de materiales de la construcción, 18 ts de papel, 21 ts de madera,  16 ts de metales, 32 ts de productos químicos, de origen orgánico, lo que refleja patrones extravagantes de consumo.

15.    En correspondencia con las estadísticas antes expuestas, la quinta parte de la población mundial que viven en los países de mayores ingresos es la que genera la mayor parte de la contaminación del medioambiente global. En el caso del CO2 les corresponden más del 50% y sólo los EE.UU. emiten más  del 22% de este gas de efecto invernadero. Cada habitante de los EE.UU. emite como promedio al año casi 20 ts de CO2, es decir más de 9 veces las emisiones correspondientes a un habitante promedio del Tercer Mundo. Así mismo, en ese país se emiten adicionalmente unos 63.7 % per cápita de dióxido e azufre (SO2) por año.

16.    La pobreza ha sido identificada como el principal obstáculo para un desarrollo ambientalista seguro ya que la mayoría de los pobres (60%) de áreas ecológicamente vulnerables. Según cálculos reflejan que el 80 % de los pobres en América Latina, el 60 % en Asia y el 50 % en África viven en áreas ecológicas muy vulnerables Al mismo tiempo, resulta indispensable fortalecer la identidad de cada país y su capacidad para diseñar y poner en práctica estrategias propias de desarrollo socioeconómicas según sus recursos disponibles. En muchas ocasiones, estas poblaciones no les queda más alternativas que depredar el medioambiente para intentar sobrevivir.

17.    Los países industrializados asumen el dominio total del desarrollo tecnológico, del capital y del mercado mundial. En cambio no han contribuido a que las naciones atrasadas modernicen sectores como la agricultura y los textiles, de gran importancia para estos países:

a)    Los contrastes en acceso a bienes comunicacionales de ida y vuelta (como telefonía e Internet son inquietantes cuando se comparan las distintas regiones del mundo. El 60% del total de la población de los países subdesarrollados habita en zonas rurales, sin embargo, más del 80% de sus escasas líneas telefónicas están situadas en las zonas urbanas.

b)    En lo que a acceso y presencia en Internet se refiere, también inquieta que, actualmente sólo un 3% de la población mundial accede a Internet, básicamente concentrado en naciones industrializadas, donde el 20% más rico de esta población se beneficia del 93% de los servicios de Internet y cuenta con el 74% de las líneas telefónicas.

QUINTO: “Burbuja Financiera”

¿Qué entendemos por “burbuja financiera”?

“Burbuja Financiera”Es la sobrevaloración del curso de las acciones. Es el incremento sostenido del precio de las activos financieros, bancos, etc, en base sólo a la expectativa de nuevos incrementos de precios en el futuro, por lo que deriva de un momento determinado de una “conexión de precios” para reflejar el verdadero valor de los mismos, pudiendo generar expectativas inversas y crear un desplome de los precios, incluso por debajo del “valor” real de esos activos.

“Todos los que especulan con acciones saben que algún día tendrá que estallar la tormenta, pero todos confían en que estallará sobre la cabeza del vecino….” Después de mí, el diluvio: tal es el grito y el lema de todos los capitalistas y de todas las naciones capitalistas.

CARLOS MARX

Los especuladores pueden no hacer daño cuando sólo son burbujas en una corriente firme de espíritu de empresa, pero la situación es seria cuando la empresa se convierte en BURBUJA dentro de la vorágine de la ESPECULACION. “Cuando el desarrollo del CAPITAL  de un país se convierte en subproducto de las actividades propias de un CASINO, es probable que aquel se realice mal.”

JOHN MAYNARD KEYNES.

… en las bolsas de Estados Unidos los precios de las acciones crecían como espuma, muchas veces sin relación alguna con las utilidades y ganancias de las empresas.

FIDEL CASTRO RUZ

No pocos economistas (en especial John Meynard Keynes) han llamado la atención sobre la peligrosidad de las ¨ burbujas financieras ¨, las cuales tienden a estallar si la especulación no es controlada dentro de límites. Ese control debe hacerlo el Estado mediante la regulación del sector financiero y con la política tendiente a favorecer la inversión productiva en economía real por encima de la inversión financiera especulativa y esta fue la política Keynesiana aplicada en EE.UU. a partir del gobierno de Roosevelt y que se hizo predominante en el mundo aproximadamente hasta 1980.

Con la opción del neoliberalismo como política económica, se puede afirmar que la “burbuja financiera” o la especulación financiera, constituye el signo distintivo de la actual crisis económica mundial, originada en el sector inmobiliario en los EE.UU., cuyos elementos abordaremos posteriormente.

La desregulación financiera se impuso  y consistió esencialmente en eliminar toda regulación o restricción al libre movimiento del capital (en especial en forma financiera) y se permitió la disminución de las reservas bancarias de garantía, la retirada de ciertos tipos de pasivos de los balances de las entidades financieras, ocultando el verdadero estado de ellas, el funcionamiento de los paraísos fiscales, las abusivas acciones de las agencias calificadoras de riesgo y en consecuencia la especulación desenfrenada con todo lo susceptible de rendir una ganancia, apostando a un precio futuro en la “economía de casino” que domina el llamado mercado financiero globalizado y cuyo centro de gravedad; es la economía de los EE.UU.

EN RESUMEN:

Las crisis económicas en el modo de producción capitalista constituyen un fenómeno tan viejo como nuevo.  Estas pueden ser: INHERENTES al sistema, se originan en pleno “corazón” del Capitalismo, por lo que no son anomalías; CÍCLICAS: Constituye el punto de ruptura  y partida  para una nueva “catástrofe” económica, porque, permite suprimir temporalmente las barreras, pero esa supresión prepara para el futuro “hecatombes” sin precedentes;  NECESARIAS: Los capitalistas en su afán de la ganancia máxima no reconocen límites para la producción de valores porque en su seno anida la plusvalía.

La globalización neoliberal, es decir, la fase actual de la internacionalización de la economía, condiciona el mercado financiero, el productivo y el monetario. La especulación “exacerbada” en el sector financiero, será el sello “distintivo”, contradictoriamente, en la ’frágil” coyuntura económica internacional actual.  

Por otra parte, se tiene una visión general, de cuánto “ha crecido” la economía mundial actual, bajo las “nocivas” características tratadas en líneas anteriores, dónde se encuentra localizado el  “control” de las mayores y mejores riquezas en el mundo, así como su uso irracional; componen el retrato de la actual fase el imperialismo y por ende, cuánto se puede perder  al ocurrir el “tsunami” económico global.

FUENTES CONSULTADAS:

–    Marx, C (El Capital);T.1, p 102.
–    Marx, C (El Capital);T.2, p 454.
–    Marx, C (El Capital);T.3, p 270 y  276.
–    Marx, C (Historia Crítica de la Teoría de la Plusvalía) Vol. II, Edit Cit, p. 36.
–    Colectivo de Autores (Curso de Economía Política de la Universidad de Lomonósov).T.1, Editorial Pueblo y Educación. P. 623-645.
–    Grupo de Autores, Encabezados por el Académico Rumiántsev (Manual de Economía Política).Editorial Pueblo y Educación, 1980. P 456-462.
–    Karatev, Ryndina, Stepanov y Otros (Historia de las Doctrinas Económicas).T1, Editorial Pueblo y Educación, p 148-209.
–    Karatev, Ryndina, Stepanov y Otros (Historia de las Doctrinas Económicas).T2, Editorial Pueblo y Educación, p 1100-1105 y p 1108-1109.
–    Valdés, Vivo’, Raúl ( Especulación Financiera contra Economía Real, Clave para el Estudio de la Economía y la Política del Mundo.) Editorial Páginas 2003. P221-346.
–    Álvarez, Quiñones, Roberto (Vistazo a la Economía Capitalista de Hoy. ).Editorial Capitán San Luis. 1991.P 44-45.
–    Colectivo de Autores ( Tabloides 1 y 2 sobre las Tendencias Actuales de la Economía Mundial.).
–    Colectivo de Autores ( Economía Mundial, los Últimos 20 Años.) Editorial Ciencias Sociales, La Habana 2002. P3-30.
–    Enciclopedia Digital Encarta 2007.
–    Colectivos de Autores del CIEM.( Libre Comercio y Subdesarrollo ). Editorial Ciencias Sociales. La Habana 2006.P 65-70 y p 133-143, p212-216 y p220-236.
–    Martínez, Osvaldo (La Compleja muerte del Neoliberalismo). Editorial de Ciencias Sociales. La Habana, 2007. p 72.
–    Millet, Damien y Toussaint, Éric  (¿Quién le debe a Quién?, 50 Preguntas sobre la Deuda Externa en el Mundo,). Editorial Oriente. Santiago de Cuba. 2005. P 17.
–    Petras, James ( Imperio vs Resistencia). Casa Editora Abril, 2004.P 11-14.
–    Castro Formento, Manuel A (La Globalización de la Economía Mundial. ¿Cómo Detener su Tendencia Depredadora?). Editorial Ciencias Sociales.  La Habana 2005.P 44-45.
–    Castro, Ruz,  Fidel (Diálogo con Civilizaciones.)Oficina de Publicaciones del Consejo de Estado, La Habana 2007. P15.
–    “La Marcha de la Crisis Económica Capitalista”, publicado en el Periódico Granma, del viernes 17 de octubre de 2008. Dr. Osvaldo Martínez.

*El autor es Profesor de Relaciones Internacionales de la Escuela Provincial del PCC en Cienfuegos.

El autor

Redacción Digital

Editor web de las Redacción Digital del Canal de televisión Perlavisión, de la ciudad cubana de Cienfuegos.

Notas relacionadas

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *