El último lanzamiento del 16

Estelar lanzador cienfueguero Adiel PalmaMuchos asistirán al estadio cual cita de honor. Otros de seguro preferirán no hacerlo, pues no querrán ser testigos de tu despedida.

Dices adiós cuando pocos pensaron que lo harías, en espera de volver a verte en otra de las épicas batallas del béisbol cubano.

Pero lo haces como los grandes, reconociendo que el fragor de mil combates ha dejado sus huellas en tu imponente figura, y sabedor de que este es el momento preciso para dar paso a otro que se ha cobijado bajo tu magistral sombra.

Ya el diamante cienfueguero no será el mismo. Todos extrañarán al número 16, que tras cada episodio retirado, señalaba al firmamento para agradecer a una fuerza suprema, que le ayudó a superar momentos difíciles.

Pero también de voluntad, sacrificio y coraje estuvo permeado tu resurgir, ratificando que lo más importante es levantarse tras la caída. Hasta los canadienses, de los cuales fuiste histórico verdugo, quisieran rendirte honores al saber que ya no escalarás la lomita.

Con los tuyos, lejanos de cintillos y titulares, decidiste siempre echar tu suerte. Cantos de sirenas de dentro y de fuera no pudieron lograr jamás que defendieras otra franela. Es cierto que pudiste aspirar a ser más grande, exhibir mayores resultados, aprovechar a plenitud tus enormes condiciones.

No obstante, te recordaremos como el titán que eres, el invicto lanzador en la arena internacional, el atleta capaz de representar por 21 temporadas a su equipo, el hombre que ya pasados sus años mozos se convirtió en referencia del pitcheo cubano.

Hasta el estadio quiso prolongar tu decisión, y caprichosos obstáculos materiales han pospuesto una y otra vez la ceremonia. Al fin ha llegado el momento, y aunque el destino pudiera obligarme a presenciarlo, yo seré uno de los que no serán testigos de tu despedida.

El autor

Redacción Digital

Editor web de las Redacción Digital del Canal de televisión Perlavisión, de la ciudad cubana de Cienfuegos.

Notas relacionadas

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *