En el Tercer Frente Oriental: Un Mausoleo en el corazón de las montañas

En el Tercer Frente Oriental: Un Mausoleo en el corazón de las montañasEl Mausoleo que perpetúa la memoria de los héroes y mártires del Tercer Frente Oriental “Doctor Mario Muñoz Monroy”, se yergue en la cima de la Loma de la Esperanza, y es todo un símbolo para los habitantes de la Sierra Maestra. En este emblemático sitio, que corona la localidad de Cruce de los Baños, cabecera municipal del actual municipio del Tercer Frente, se izó por primera vez la bandera del 26 de Julio.

Fue una noche de 1957 cuando un grupo de revolucionarios del poblado de Maffo colocó la enseña en un palo de guásima y la hizo ondear hasta el amanecer. Desde entonces el simbolismo de su nombre se entremezcla con nuestra historia patria.

Este paraje es de esos sitios donde la vida se renueva y alecciona, porque atesora parte importante de la gloria combativa del Ejército Rebelde y la historia fundacional de uno de sus frentes guerrilleros y también es fragua donde reposan los restos de un grupo importante de sus aguerridos combatientes.

Entre ellos, Oniria Gutiérrez, una de las dos mujeres de esa guerrilla, y Apolinaria Bicet (Zurita), quien cedió su casa para establecer la Comandancia General en el legendario asentamiento de La Lata. Asimismo yacen aquí Juan Bautista Almeida y Rosario Bosque, padres del jefe y fundador del destacamento.

El mensaje artístico del Complejo Histórico del Tercer Frente, ubicado en pleno corazón de la Sierra, revela la epopeya de los hombres que cruzaron Puerto Arturo junto al Comandante de la Revolución Juan Almeida Bosque.

Cuando uno acerca la mirada al Mausoleo, inaugurado en 1998, se percibe solemnidad. Edificado con mármoles de varios colores, dispone de 217 nichos, y cuenta con cinco bloques y una plaza central en la planta baja.

En la cúspide de la colina arde la Llama Eterna, prendida el 6 de marzo del 2009, con motivo de la ceremonia de inhumación de 40 de los 54 combatientes que, junto Almeida, hicieron la travesía y fundaron el Tercer Frente.

Muy cerca de la pira se ubica el bloque femenino, escoltado por palmas que simbolizan el número de combates.

Visible desde casi toda la serranía una escultura que recuerda la epopeya libertaria de los rebeldes. Pensamientos martianos, grabados en placas doradas, sustentan las convicciones patrias que llevaron al Comandante Almeida —como jefe del destacamento guerrillero del Tercer Frente nacido de la experiencia combativa del Ejército Rebelde— a cumplir con honor la misión asignada por Fidel y constituirse en un puntal de la victoria del Primero de Enero de 1959.

Flores rojas y los acordes de la música compuesta por Almeida completan el escenario solemne de la instalación.

Entre la llama y la escultura del complejo, figura la bóveda principal, donde este martes 15 de septiembre serán inhumados, con honores militares, los restos del Comandante de la Revolución Juan Almeida Bosque.

Una vez más la Loma de la Esperanza hará valer su nombre y fecunda historia. Sumará otro símbolo para las batallas presentes y futuras, acogerá en su seno al hombre cuyo grito de Aquí no se rinde nadie… sigue aleccionando en la Sierra, marcando la resistencia y el sentido del deber de los cubanos.

El autor

Redacción Digital

Editor web de las Redacción Digital del Canal de televisión Perlavisión, de la ciudad cubana de Cienfuegos.

Notas relacionadas

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *