Entre la imaginación y la pericia del talento: medio siglo de creación artística

Exposicion de Francisco Rodriguez MarcetLa filial cienfueguera de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC), rindió homenaje al prestigioso pintor  Francisco Rodríguez Marcet, por su medio siglo de infatigable quehacer entre pinceles.

En la galería Mateo Torriente, de la UNEAC, está abierta al público hasta mediados del mes de mayo una compilación retrospectiva de importantes momentos del discípulo de maestros como Apolinario Chávez, Carmelo González y Armando Fernández, de quienes recibió una completa formación académica.

Considerado entre los más representativos artistas de la plástica que se desempeñan en esta región del país, Marcet tiñe de verde olivo sus recuerdos y afirma solo haber podido desarrollar su obra gracias a la Revolución, “de lo contrario seria un paria, como lo fueron muchos artistas antes del 59, con el triunfo vimos la luz también muchos creadores que pudimos realizarnos, por eso estoy yo hoy aquí, a esa otra gran obra se lo debo”- afirma emocionado al dejar inaugurada la exposición personal.

Su discurso unas veces es prolífero e imaginativo otras; entre su natal Sagua la Grande y  Cienfuegos, ciudad donde ha cifrado las páginas de su vida  para hacernos cómplices de bellos paisajes que, discurren entre  el campo y el ambiente citadino sureño. Otras se le antojan figuraciones.

Diestro, más allá de toda tendencia estilística, emana la riqueza de sus trazos que fluyen en manchas acá, otras íconos universales, o sencillamente rostros de familia, los que no escapan a la maestría de su entrenada  mirada artística.

“Unos dicen hace manchas, otros, es retratista, hay quienes creen en las marinas, lo fundamental a mi juicio es el talento, entonces puedes elegir hacer o un mural, o una figuración, o un cuadro concreto, pero hay que tener talento y dedicación”, aseveró el artista.

“Yo dedico doce horas del día a pintar. Desde que amanece, lo hago escuchando música clásica, tal vez yo sea uno de esos pocos diletantes cubanos por ese tipo de música que me conmueve y despierta la inspiración”.

Permanece siempre de pie junto a su caballete para llevar al lienzo sus sortilegios e imaginarios. Sonriente dice no cansarse hasta ahora, acota.

Para Marcel, pintar es una manera de ver entender y asumir la vida, idea que lo obsesiona sin descanso pues pareciera no bastarle el tiempo, para llevar al lienzo su mundo interior y sorprendernos cuando hacemos una parada obligada ante cada obra suya, para solo poder exclamar “felicidades Maestro”.

El autor

Redacción Digital

Editor web de las Redacción Digital del Canal de televisión Perlavisión, de la ciudad cubana de Cienfuegos.

Notas relacionadas

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *