Escuela primaria cienfueguera mantiene legado del Líder de la Revolución Cubana Fidel Castro

Escuela primaria cienfueguera mantiene legado del Líder de la Revolución Cubana Fidel Castro

En una de sus visitas a Cienfuegos el Comandante en Jefe Fidel Castro promete a los pescadores del barrio las Minas la construcción de una escuela para sus hijos.

Según los archivos de historia del centro  y de testimoniantes de la época el Comandante en Jefe le encomienda a la edificación de la obra prometida.

“Ella se presenta en la comunidad y conversa con las niñas y niños. Ellos le dicen que quieren una escuela en Playa Alegre, un lugar cercano a su barrio. Junto a los pequeños visita el terreno que en aquel entonces solo  era habitado por matas de mango y les respondió que en breve se construiría allí el centro educativo. Pero antes de despedirse los infantes le hicieron otro  pedido: preferían que la escuela fuera abierta, que no tuviera paredes”-nos cuenta Digna Marina Portela, madre de uno de los pioneros fundadores de la institución docente.

Agrega Portela que meses más tarde  se comenzaba a construir con una arquitectura osada la escuela “Juan Suárez del Villar”. Su diseño experimental contemplaba espacios abiertos al exterior y sus áreas interiores se dividían por paneles de correderas que al cerrarse conformaban las pizarras de las aulas.

Describe Digna que  eran como una  especie de  persianas muy grandes compuestas por  un material sintético que podían subirse y  bajarse. Tenían una doble función pues podían ser a la vez persianas y cortinas.

“Tengo entendido que  era una escuela sin paredes y que se había hecho con el objetivo de que la comunidad observara el proceso educativo. Que los padres y abuelos fueran testigos y protagonistas de la enseñanza que allí se ponía en práctica”-comenta Yanisleydi Ortega Santos,  actual directora del centro.

Su inauguración en 1972 fue noticia. Ninguna otra escuela cubana poseía un diseño tan original. Sin embargo, debido a fenómenos naturales  inevitablemente  sus estructuras fueron dañadas y en la década de los 90 se tomó la decisión de levantar muros de cierre y fijar espacios que antes gracias a los paneles móviles podían permanecer totalmente abiertos.

Hoy para lamento de muchos la edificación  perdió su encanto arquitectónico, sin embargo,  el objetivo de su creación se mantiene intacto y la mayoría de su matrícula aún sigue siendo hijos e hijas de pescadores.

“Nosotros continuamos siendo el centro más importante dentro de la comunidad. Los  padres se insertan en todas las actividades  educativas, culturales. Con su ayuda hacemos labores de mantenimiento y de reforestación en las áreas verdes. La mayoría de los círculos de interés que aquí funcionan son impartidos por familiares de los estudiantes. Se respira un sentido de pertenencia que es heredado de  generación en generación”-Añade Ortega Santos.

Gracias a las clases que se imparten sobre historia local los 265 alumnos del centro conocen cómo surgió su escuela y se esfuerzan por ser cada día mejores.

“Lo primero que hacemos es cuidarla, no tiramos papeles en el suelo, no ensuciamos las paredes, asistimos a trabajos voluntarios para que se mantenga bonita”-nos dice Karla, alumna de quinto grado.

Otros educandos como Alexander y Nailet, nos comentan que estudian mucho para obtener notas sobresalientes y que les encanta asistir a las actividades culturales que se realizan en fechas históricas.

Mantener el legado de Fidel es una prioridad de  la “Juan Suárez del Villar”. La desaparición física del Comandante fue una noticia muy triste para todo el plantel. Nuestros niños-cuenta la directora- pidieron asistir a su último adiós, y al otro día de su paso por Cienfuegos, de manera espontánea realizaron dibujos, poesías y cartas dedicadas al líder histórico de la Revolución cubana.

“Fidel es la luz, es la esperanza, fue lo más grande que pudo sucederle a Cuba y lo más grande que pudo sucederle a esta comunidad cienfueguera de las Minas. Porque si en aquellos momentos él no se da cuenta de que en este barrio de pescadores humildes hacía falta una escuela, hoy careceríamos de ella y no fuéramos  protagonistas de esta bella historia”-concluye la directora del emblemático centro escolar.

Si te gustó, esperamos tus comentarios en Facebook y tus RT en Twitter

El autor

Damaris Leyva Feijoo

Licenciada en Educación. Especialista en Dirección de Programas Informativos de la Televisión. Periodista de Perlavisión, en Cienfuegos.

Notas relacionadas

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *