Está de quince el humorista Kike Quiñones

Está de quince el humorista Kike QuiñonesEl humorista Kike Quiñones festejó en la ciudad de Cienfuegos el camino recorrido por el mundo artístico, con el espectáculo “Como en mis quince”, que estrenó a propósito de los festejos hace un año en el capitalino teatro Mella.

Aunque a los quince se es joven todavía, Kike Quiñones, denota madurez artística, proyectando su trabajo sobre la base de presupuestos estéticos inteligentes.

Kike, inspirado en maestros como Luis Carbonell, a quien rindió homenaje en el espectáculo; Armando Suárez del Villar y Osvaldo Doimeadiós, ha diseñando su carrera ascendente, marcada por personajes como Bandurria, el más popular de sus interpretaciones.

Kike esta como en sus quince, lleno de gracia y frescura, pero sobre todo es consecuente con un humor  muy bien pensado, fuera de todo facilismo.

Cala hondo en la sociedad cubana de estos tiempos, sacudiendo puntos neurálgicos, como una manera necesaria de mirarnos hacia, dentro, usando la risa como resorte para la reflexión.

“Si bien es cierto que en alguna medida uno va creciendo como artista, este encuentro ha sido genial, porque hubo una identificación del público con la propuesta desde el inicio, yo diría que abriéndose el telón pude sentir esa empatía como nunca antes, he estado en esta ciudad alrededor de trece veces, pero ahora fue impresionante”, afirma el humorista que dio las gracias a Cienfuegos y al teatro Tomás Terry, presto siempre a recibirlo.

Con Carlos Gonzalvo, conocido en Cuba como el profesor Mente Pollo, comparte una amistad de más de diez años, y los valores en los cuales sustenta su trabajo, por tal motivo fue su invitado al espectáculo de celebración.

“Tenemos una profunda amistad y gran afinidad profesional. Somos de los que defendemos el humor que apunta a llamar la atención sobre los problemas, a poner el dedo en la yaga.

Siempre que se haga con todo el respeto del mundo y con una buena intención, serán buenos los resultados, hay que luchar por llevar un mensaje al público de una manera agradable, que la gente se ría se divierta, pero piense, eso es importantísimo. En Cuba hay una gran escuela, una tradición que es preciso salvar.

No se trata de hacer chistes, a veces, verdes, rojos o negros, se trata de hacer pensar”, apuntó Gonzalvo, quien se cuenta en su reducido círculo de amigos, y clasifica entre los mejores humoristas cubanos de estos tiempos.

El espectáculo se incluye en el ciclo de presentaciones que el teatro Tomás Terry dedica al humor en el mes de agosto, una buena oportunidad para reír y pensar, posibilidad también para constatar de cerca como va el género en Cuba.

El autor

Redacción Digital

Editor web de las Redacción Digital del Canal de televisión Perlavisión, de la ciudad cubana de Cienfuegos.

Notas relacionadas

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *