Florecen otra vez los CDR

Florecen otra vez los CDR

Una buena caldosa, el jolgorio de compartir un momento de esparcimiento y la satisfacción de celebrar otro aniversario de vigilancia y compromiso, en cuadro apretado de 100 metros, matizan cada año la fecha del 28 de septiembre, día en que se crean los Comités de Defensa de la Revolución.

Finaliza la jornada de labores y con ella inician los preparativos de la víspera. Niños que corretean entusiasmados, haciendo un poquito aquí y otro allá para embellecer la cuadra. Vecinos que se reúnen a pelar las viandas o preparar la leña, mientras otros desde sus casas ensayan el momento cultural.

Es entonces que llega el esperado encuentro, todos reunidos celebran la dicha de pertenecer a una organización que constituye pieza clave en la salvaguardia de la Revolución que admiran, el modelo social en el que verdaderamente creen, la esperanza de conservar la paz para sus hijos.

Pero el sacrificio y la dedicación, de cada vecino, va más allá de los límites de su CDR. Revuela entre glóbulos blancos y rojos, que salvan vidas; plástico, vidrio y cartón que se regenera y casi por arte de magia vuelve a ser útil; jardinería eficiente que hace florecer el barrio…

Cuando llega entonces la fecha del aniversario, renacen de entre sus flores los cederistas cubanos. Disfrutan de una sabrosa caldosa y comparten, también en cuadro apretado de 100 metros, la frescura de la identidad nacional, el buen chiste, un controversial pero amistoso juego de dominó y la contagiosa música cubana que hasta al más zurdo… hace mover los pies. De esta forma vivirá hoy toda Cuba la fecha.

Si te gustó, esperamos tus comentarios en Facebook y tus RT en Twitter

El autor

Danae Aguila Gutierrez

Licenciada en Periodismo. Máster en Ciencias de la Comunicación. Periodista en el Canal de Televisión Perlavisión, en Cienfuegos.

Notas relacionadas

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *