Genera debates el decreto 349 en Cienfuegos

Genera debates el decreto 349 en Cienfuegos

El decreto 349 del Consejo de Ministros define las contravenciones, medidas y autoridades facultadas para imponerlas y resolver los recursos en cuanto a exhibición o promoción del arte. Aparece en el panorama de la isla para enfrentar la vulgaridad, el mal gusto y el instrusismo profesional.

“Es un decreto que viene a proteger la cultura en los espacios públicos”, insistió Arturo Apesteguía Ibañez; subdirector técnico-artístico de la Dirección Provincial de Cultura en Cienfuegos.

Sin embargo, aunque debió aplicarse el pasado 7 de diciembre, aún no entra en vigor por la necesidad de definir sus normas complementarias y de establecer debates profundos con artistas y creadores.

Según , Presidente de la Unión Nacional de artistas y creadores (UNEAC) en el territorio, para redactar este decreto se debió contar con la participación y las opiniones de los implicados. “Ahora sí, se están realizando debates en cada ámbito artístico para esclarecer las normativas y todos aportamos para que sean eficaz”.

No pocas dudas ha generado el decreto e interpretaciones erróneas apuntan hacia la censura del arte.

Para Camilo Villalvilla, artista plástico de la provincia es evidente que ningún decreto puede frenar el arte. “Un artista es un artista donde quiera que viva; en una cueva, en el capitalismo al lado de un Macdonald, a donde sea el artista tiene la necesidad de hacer arte y eso nadie lo puede evitar”.

García Martínez apunta que antes del 349 existían otros que regían la política cultural del país. “¿Dónde ha estado la falla? En las personas encargadas en aplicar la encomienda pública estatal. Esperemos que esto no suceda con este nuevo decreto y para ello son los debates sostenidos.”

Ante los comentarios que rondan Apesteguía Ibañez, aclara que el decreto no está diseñado para matar la creación artística. “Viene a proteger el arte genuino y de calidad, viene a terminar con los intrusos que invaden espacios que nos les pertenece con presentaciones banales”.

Lo cierto es que esta normativa responde a reclamos de la vanguardia artística e intelectual del país y condena expresiones de chabacanerías y mediocridad en la manufactura de productos culturales.

Una combinación entre medidas acertadas y la preparación de quienes las aplicarán en el sector artístico, puede lograr que el decreto 349 sea efectivo, en un escenario donde los aires de globalización tienen cada vez mayor incidencia en el quehacer cultural de la isla.

Si te gustó, esperamos tus comentarios en Facebook y tus RT en Twitter

 

El autor

Yanelis Pereira García

Licenciada en Periodismo. Periodista del Telecentro Perlavisión, en Cienfuegos.

Notas relacionadas

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *