Grabar o no grabar…

Grabar o no grabar…

¿Por qué la mayoría de las agrupaciones y solistas musicales en Cienfuegos optan hoy por alternativas particulares y extraoficiales cuando existe un basto grupo de casas disqueras en el país y hasta un estudio de grabación en la propia ciudad?

La industria del disco supone para los músicos un camino largo y muchas veces sin finales felices. Lo cierto es que necesitan confluir varios aspectos para que una producción discográfica salga a la luz bajo un sello oficial. Por un lado la calidad, imprescindible en todo proyecto que emprende cualquier institución cubana a la hora de seleccionar los productos que decida respaldar. Por otra parte el carácter comercial de los mismos, pues las Casas disqueras necesitan esa garantía remunerativa que contribuya a su rendimiento y sustento.

Estas serían las dos aristas oficiales del hecho pero más allá de oficialidades y seguros, se erigen otro grupo de contratiempos que frenan muchas veces el tránsito de un buen número de obras hacia el comité de selección de las instituciones discográficas.

Para nadie es secreto que una de las características de los países subdesarrollados es la concentración de buena parte de sus privilegios en la capital. Pues el fenómeno de capitalización golpea duro en las mandíbulas de los artistas y agrupaciones musicales de provincia y Cienfuegos no es la excepción.

Vivimos en una era en que avanza la tecnología y en consecuencia, se abaratan sus costos. Según plantean los profesionales del estudio de grabación Eusebio Delfín este abaratamiento tecnológico ha provocado la afloración de cada vez más, negocios particulares de grabación.

¿Será esta la solución para quienes aun buscan al menos conservar un demo que sirva de promoción no oficial? La respuesta aún debe esperar, mientras proliferan los demos, maquetas y grabaciones extraoficiales de grupos y “grupitos”, que en ocasiones, la mayoría, sortean todo tipo de evaluación artística y por consiguiente mucho distan del mínimo de calidad. Malas yerbas que crecen en el ecléctico jardín musical cubano y cala hondo en las preferencias musicales de las mayorías.

Si te gustó, esperamos tus comentarios en Facebook y tus RT en Twitter

El autor

Danae Aguila Gutierrez

Licenciada en Periodismo. Máster en Ciencias de la Comunicación. Periodista en el Canal de Televisión Perlavisión, en Cienfuegos.

Notas relacionadas

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *