Guantánamo sobrepasa la prisión

Guantánamo sobrepasa la prisión” src=”images/stories/internacionales/guantanamo1.jpg” border=”0″ alt=”Guantánamo sobrepasa la prisión” hspace=”2″ vspace=”1″ width=”236″ height=”163″ align=”left” />La negativa del senado estadounidense de concederle al presidente Barack Obama 80 millones de dólares para el cierre de la prisión en la Base Naval de Guantánamo, entorpecen sus promesas electorales de clausurar el penal para el año entrante.

Ejemplo palpable de los desastres de la pasada administración Bush, los legisladores si bien por una parte son concordes de cerrar el sitio, temen porque algunos de los allí confinados, considerados entre “lo peor de lo peor”, puedan ser deportados a sus distritos electorales.

El dictamen senatorial, según la agencia española EFE, es el resultado del contubernio entre los legisladores de uno y otro partido a favor de la enmienda que prohíbe el empleo de los 80 millones de marras para “encarcelar o liberar” en Estados Unidos a cualesquiera de los 240 detenidos en la ilegal base enclavada en suelo cubano.

Sin embargo, para Obama las cosas revisten otro cariz, pues se ve precisado, sobre todo por problemas de imagen y política, a mantener el cierre de ese recinto.

Analistas internacionales argumentan que en los descargos del actual ocupante de la Casa Blanca para clausurar el penal, no incluye la entrega de la ilegal Base Naval en a su dueño, el pueblo de Cuba.

Los estudiosos argumentan las retiradas de la presencia militar de EE.UU. en otros sitios del planeta.

Nadie se traga el cuento, han declarado investigadores, de que Guantánamo puede resultar un bastión estratégico en el Programa de Defensa Nacional de los Estados Unidos.

“La presencia de EE.UU. en Guantánamo tiene más pérdidas que beneficios”, ha escrito Julia E. Sweig, autora del libro Dentro de la Revolución Cubana y antigua miembro del Consejo de Relaciones Exteriores norteamericano.

Tras la intervención de los Estados Unidos en la guerra hispanoamericana en 1898, Washington presionó a la Isla a que aceptara la creación, en 1903 y como condición para la independencia, de una estación carbonera en la Bahía de Guantánamo, hecho el cual trasciende hasta nuestros días con el enclave en ese lugar de una Base Naval.

Entre tanto los legisladores demócratas y republicanos esgrimen sus argumentos acerca del cierre del penal aun cuando Washington ofrece la fecha del 22 de enero de 2010  para tal acción. “Antes de entregar recursos el Congreso merece más detalles”, se limitó a decir Robert Gibbs, portavoz presidencial.

Así andan las cosas en el polémico asunto.

El autor

Redacción Digital

Editor web de las Redacción Digital del Canal de televisión Perlavisión, de la ciudad cubana de Cienfuegos.

Notas relacionadas

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *