El idioma de la confraternidad: ¿Se habla esperanto en Cienfuegos?

El idioma de la confraternidad: ¿Se habla esperanto en Cienfuegos?

Todavía perdura entre sus hablantes la idea romántica de su creador: “el uso de un idioma neutral para la comprensión mutua entre personas de distintas lenguas”. Ese motivo impulsó al oftalmólogo polaco Ludwik Lejzer Zamenhof a concebir el Esperanto como lengua internacional. Se presentó al mundo en 1887 y hoy día es hablada por casi dos millones de personas, en cerca de 120 países.

Sus primeras manifestaciones en Cuba aparecieron a inicios del siglo XX, siendo Don Fernando Ortiz uno de sus más renombrados difusores. Aunque durante el periodo neocolonial proliferaron varias sociedades a lo largo del país, fue el 16 de junio de 1979 cuando se concretó, finalmente, la Asociación Cubana de Esperanto —Kuba Esperanto-Asocio, (KEA).

En la actualidad, unos 10 mil habitantes de la isla conocen el idioma y no pocos lo dominan de manera aceptable. Cienfuegos figura entre las plazas de mayor tradición, pues ya en 1910 era común entre los esperantistas del territorio el empleo de esta “nueva” lengua en postales y cartas. Incluso, familiares de ilustres personalidades locales como y Osvaldo Dorticós Torrado, asumieron su aprendizaje y práctica. Así, en 1980, surgió aquí el primer club de Esperanto, con sede en la Biblioteca Provincial Roberto García Valdés. Pero mucho ha llovido desde entonces.

Idioma…¿De todos?

En Cienfuegos, hoy el grupo está compuesto por 25 miembros de procedencia diversa, pues la no discriminación es uno de los principios enarbolados por esta organización no gubernamental, vinculada al Ministerio de Cultura”, comentó Alina Zuaznabal Himely, presidenta de la Asociación en la región centro sur de Cuba.

Acercar a las personas, crear amistades y fomentar su desarrollo cultural y espiritual, son algunos de los objetivos inherentes a la enseñanza de la lengua artificial más hablada en todo el orbe. “Realizamos actividades orientadas a diferentes temáticas: ciencia, literatura, teatro, cine, medicina… De ahí el interés de otros de unirse al grupo”, agregó Zuaznabal Himely.

Similares acciones se promueven a nivel nacional mediante encuentros, cursos, conferencias, presentaciones de libros, así como citas juveniles e infantiles. La reciente celebración en el país del noveno Congreso Panamericano de Esperanto, con la asistencia de delegados de 20 naciones, evidenció la fuerza de dicho movimiento en aras de alentar la solidaridad entre los pueblos.

“Al compartir con personas de distintas latitudes, uno percibe cómo el mundo está en función de este idioma. Ellos nos cuentan que hay ciudades de Europa donde puedes visualizar hasta carteles escritos en esperanto; por ejemplo, en las estaciones del metro. Por eso es importante estimular su conocimiento; muchos ni siquiera saben de su existencia y otros, incluso, creen que se trata de una religión”, opinó Ramona Consuegra González, dedicada al estudio de la tradición esperantista en Cienfuegos.

De acuerdo con Denia López Fuentes, el enriquecimiento del idioma constituye otro de sus propósitos. “Obras universales como El Capital, de Carlos Marx, y la Biblia, fueron traducidas a esta lengua, junto a famosas canciones mexicanas, italianas y cubanas. Nuestra Luna cienfueguera, de José Ramón Muñiz Carballo, también puede cantarse en esperanto”.

La estructura del llamado idioma universal resulta bastante simple, pues el 60 por ciento de sus palabras proviene del latín, el 30 es de origen anglosajón, y el diez, eslavo. Ained María López y Alicia Jiménez Ruiz, integrantes de la asociación local, aseguran que “aprenderlo no es tan difícil“. Para ellas, además, representa la oportunidad de “tener muchas amistades de distintos países”. Tal sentido de confraternidad aún lo aviva y mantiene invariable esa esperanza incipiente de unificar a los hombres, al margen de sus orígenes, costumbres y culturas.

Si te gustó, esperamos tus comentarios en Facebook y tus RT en Twitter

El autor

Redacción 5 de Septiembre

Redacción Digital de la Editora 5 de Septiembre, en Cienfuegos

Notas relacionadas

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *