Inauguran en Cienfuegos más grande muro intervenido plásticamente

Inauguran en Cienfuegos más grande muro intervenido plásticamenteEl más grande muro de la provincia de Cienfuegos intervenido plásticamente, quedó inaugurado durante un acto en la sede de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba, con motivo de la Jornada por la Cultura Cubana.

Poco más de seis meses tardó en materializarse la idea, concebida, por el destacados artista cienfueguero de la plástica Juan García Cruz, quien recabó el apoyo de su equipo de trabajo procedente del estudio “La Buena Pipa”.

Tahimí Zayas, Grettell Barrera y Alain Ferrer, fueron incondicionales con el proyecto, materializado gracias al esfuerzo de la filial de artes plásticas de la UNEAC, con la intención de ambientar sus jardines.

“Musas en cascadas”, es una síntesis de los iconos que singularizan la ciudad y, emerge de una de las más hermosas leyendas locales: la creación de la bahía de Jagua.

El mural de 17 metros de largo por cinco de ancho, esta pensado para la posteridad por los materiales empleados en su realización: cerámica, fibreglass y marmolina

Es un recorrido metafórico, que muestra las musas esculpidas al centro, quienes como duendes gravitarán el Jardín, para inspirar a escritores y artistas, embelleciendo el entorno citadino.

De la leyenda…

Hamao el primer hombre, y Guanaroca la primera mujer, tuvieron un hijo llamado Imao, cuenta la leyenda que Hamao su padre, por celos, una noche aprovechando el seño de Guanaroca, llevó al infante al monte, provocando su muerte, debido al calor excesivo y la falta de alimentación.

Tarde despertó en Hamao su sensibilidad de padre, que se lamentó de la barbarie, Guanaroca lo perdonó y tuvo su segundo hijo Caunao.

Bajo la protección de su madre creció vagando por los montes, hasta que lo asalto la necesidad de una compañera en el mundo. Un día por azar, de regreso a su casa, se detuvo a contemplar unos pajaritos sobre las ramas de un árbol.

De su rama pendían frutos ovalados, grandes y en abundancia, de color pardusco. Caunao, sintió un deseo irresistible de probarlos, su gusto agridulce lo cautivó. Tanto le gusto el manjar dádiva de la naturaleza, que corrió a la casa en busca de un catauro de yagua con la intención de llenarlo con los raros y sabrosos frutos.

De pronto un rayo de luna hiriendo a los frutos amontonados, hizo brotar de ellos un ser maravilloso,  una mujer, joven y hermosa.

Caunao la contempló con éxtasis, y sintió desaparecer la tristeza que lo invadía, en su lugar la alegría y el amor lo estremecían., había aparecido una mujer que acompañara sus días y sus noches.

Aquella mujer surgida al contacto de un rayo de luna, era un obsequio de Maroya, la diosa de la noche, para espantar su soledad. Aquella segunda mujer se llamó Jagua, que significa: riqueza, manatial, fuente y principio. Con el nombre de Jagua también se designó el árbol  de cuyo fruto había nacido la mujer de Hamao.

Guanaroca fue la madre de los primero hombres, Jagua de las primeras mujeres. Los hijos de Guanaroca, madre de Caunao, engendraron las hijas Jagua, y de aquellas primeras parejas salieron los seres humanos que pueblan la tierra.

{youtube width=”445″ height=”370″}2G9OMmWmz2s{/youtube}

El autor

Redacción Digital

Editor web de las Redacción Digital del Canal de televisión Perlavisión, de la ciudad cubana de Cienfuegos.

Notas relacionadas

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *