Inocencia: una historia conmovedora

Inocencia: una historia conmovedora

La historia tiene muchas maneras de contarse. Pero lo realmente importante es hacer que la historia no se olvide, conmueva e identifique a los pueblos, a pesar del transcurrir infinito del tiempo.

El cine, instrumento maravilloso, ofrece un sinnúmero de posibilidades de acercar sucesos pasados bajo miradas nuevas, con lenguajes contemporáneos que atrapa a todo tipo de público.

Y es de ese lenguaje cinematográfico que se vale el realizador cubano Alejandro Gil para relatar los tristes acontecimientos del 27 de noviembre de 1871, cuando en La Habana fueron fusilados 8 estudiantes de medicina.

Surgió así Inocencia, un largometraje estrenado en Cuba durante el último Festival de Cine Latinoamericano y que ahora mismo recorre el circuito de cines del país.

Podríamos preguntarnos que de diferente tiene Inocencia, que luces arroja sobre un evento ampliamente tratado en los libros de texto de historia en las escuelas.

Más allá de los evidentes valores artísticos del filme: preciosa y realistaa fotografía, impecables actuaciones y un muy bien estructurado guión, el mérito mayor de Inocencia es emocionar.

La película cuenta de manera paralela los sucesos que llevan al asesinato de aquellos estudiantes de medicina y los esfuerzos de uno de ellos, Fermín Valdés Domínguez para recuperar los cuerpos y explicar al mundo la verdad del atroz crimen.

A través de la ficción esta pieza cinematográfica nos sumerge en una época distante, en una historia que sucedió hace casi 150 años y logra también que sus personajes calen hondo en sus intérpretes y también en el público.

Salda Inocencia una deuda de Cuba con su propia historia, narra una tragedia y es a la vez un tributo a la esperanza, al porvenir de un pueblo que cada día se construye a sí mismo.

Si te gustó, esperamos tus comentarios en Facebook y tus RT en Twitter

El autor

Anay González Figueredo

Licenciada en Periodismo. Periodista en el Canal de Televisión Perlavisión, en Cienfuegos.

Notas relacionadas

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *