Inversión mejorará de descarga de buques en el muelle del Molino de Trigo de Cienfuegos

Inversión mejorará de descarga de buques en el muelle del Molino de Trigo de Cienfuegos

Hace varios días “El Celia” debía haber partido. Mientras otro granelero espera ya en la rada cienfueguera. 14 buques llegaron al muelle del Molino de Trigo más grande del país en 2015. En seis fue necesario pagar sobrestadía.

“La descarga de Cereales Cienfuegos se ve afectada por la obsolescencia tecnológica, tanto  las grúas de descarga del cereal, como los transportadores hasta el sistema de almacenamiento”, asegura la Licenciada Sandra Abreu Rodríguez,  Jefa del Departamento Técnico de la fábrica.

En lo que va de año este es el séptimo buque operado; cuatro han sufrido la lenta descarga. Una inversión  prevista desde 2011, y retrasada por “problemas de financiamiento”,  podría ser la añorada solución para equipos que datan de la inauguración de la planta en 1976.

“Está previsto con esta inversión que se sustituyan las grúas de descarga y se modifique el sistema de transportación así como la sustitución de la tecnología de la sala de máquinas.  Actualmente está en fase de aprobación de la ingeniería básica y contratación del equipamiento, y hay varios suministradores con aceptación una  italiana y estamos en espera de definir un garante”, afirma la funcionaria.

No obstante, en 2015 en el molino se instauró un nuevo récord, 173 mil toneladas. Dos nuevos bancos y constantes innovaciones en motores, ventiladores, aumentaron  eficiencia y capacidad de molida,  garantizando el suministro desde Cienfuegos hasta Holguín, y eventualmente a Matanzas, Ciudad de La Habana y Santiago de Cuba.

Asevera Elvis Castro Gómez, Jefe de la Planta Molino de Trigo, que “contrariamente a lo que ocurre en la descarga,  la industria está modernizada; recientemente una ampliación garantiza sobrecumplir los planes en más de mil  toneladas en lo que va de año y  la bruta en alrededor de 500 toneladas”.

Este año aspiran a recuperar la capacidad de diseño: 175 mil toneladas, pero con la demorada descarga, disminuyen  las reservas de materia prima.

“Hasta ahora nunca hemos tenido que parar por descarga, pero si está por venir que se pare la producción por la descarga”.

Para evitarlo la recuperación de un brazo portátil podría ser paliativo, en espera de que una inversión se realice finalmente en 2017.

Si te gustó esperamos tus comentarios en Facebook y tus RT en Twitter

El autor

Ismary Barcia Leiva

Licenciada en Periodismo. Especialista en Dirección de Programas Informativos de la Televisión. Periodista en el Telecentro Perlavisión, en Cienfuegos.

Notas relacionadas

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *