El jengibre, entre los mitos asiáticos y la realidad

El jengibre, entre los mitos asiáticos y la realidad

¿Cuántas veces hemos visto programas de TV o documentales donde se habla de las bondades del jengibre para las comidas o la salud? De seguro muchas veces, casi siempre asociado a recetas asiáticas. Pues la realidad es que es un producto con muchas aplicaciones para una vida saludable.

Por ejemplo, muchas personas que no conocen mucho de recetas de cocina piensan que el jengibre es solo un ingrediente poco común. Pero en realidad el jengibre es mucho más utilizado de lo que piensas, tanto en comidas como bebidas debido a sus valores medicinales, comprobados durante miles de años en la medicina oriental.

El jengibre ha estado presente durante miles de años en diferentes culturas de todo el mundo, incluso como medicamento y es conocido por sus propiedades medicinales ya que trata una gran variedad de enfermedades y condiciones. Una de las mejores características del jengibre es que es una raíz muy versátil y la puedes incluso cultivar en casa fácilmente.

El jengibre (Zingiber officinale) es una planta de la familia de las zingiberáceas, cuyo tallo subterráneo es un rizoma horizontal muy apreciado por su aroma y sabor picante. La planta llega a tener 90 cm de altura, con largas hojas de 20 cm. El jengibre se originó en los bosques lluviosos tropicales del subcontinente indio al sur de Asia, donde las plantas de jengibre muestran una variación genética considerable. Como una de las primeras especias exportadas de Oriente, el jengibre llegó a Europa durante el comercio de especias y fue usado por los antiguos griegos y romanos.

Es un analgésico natural

Esta raíz es uno de los analgésicos naturales más conocidos. Se utiliza para aliviar el dolor en el cuerpo sin los efectos secundarios de otros medicamentos. Es también un antiinflamatorio natural, es muy parecido al ibuprofeno.

Acelera la absorción de nutrientes

No basta con comer muchos alimentos nutritivos sino que pero que nuestro cuerpo absorba los nutrientes de esos alimentos hacen falta otros componentes. El jengibre estimula la secreción de enzimas gástricas y pancreáticas, las cuales son las que descomponen los alimentos que comemos durante la digestión, para absorber los nutrientes que contienen.

Regula la circulación de la sangre

Gracias a su alto contenido de zinc, magnesio y cromo, el jengibre también te ayuda a mantener una buena circulación en el cuerpo para que todos esos nutrientes lleguen a todos los órganos necesarios.

Cura el resfriado común

Una de las curas milenarias para un enfermo de la gripe es beber un té de jengibre con una cucharadita de miel y un limón. El jengibre te ayuda a expulsar todas esas bacterias de tu cuerpo cuando lo consumes regularmente. Te ayuda a prevenir y curar gripes, resfriados y la tos. Para repotenciar esta bebida durante el día, en lugar de utilizar agua, agrega estos tres ingredientes a una taza de té. Tomar este té tres días seguidos acelerará el proceso de recuperación y eliminará toda esa flema mucho más rápido.

Mejora tu salud

Además de curar enfermedades comunes como un resfriado, el jengibre también te ayuda a prevenir condiciones más graves como enfermedades cardíacas al evitar la acumulación de grasa en las arterias.

Contribuye con la digestión

El jengibre mejora tu digestión y protege tu estómago. Estimula la producción de jugos gástricos que como ya mencionamos, mejora la absorción de nutrientes a través de los alimentos que comemos, pero también limpia el estómago expulsando las toxinas del cuerpo, lo que previene incomodidad y dolores estomacales y la inflamación.

Como puedes ver tiene muchas aplicaciones el jengibre, tanto para la salud como la cocina. Estos son algunos de los muchos beneficios del jengibre, que también te puede ayudar a bajar de peso.

Ahora ya cuando veamos uno de esos vendedores ambulantes o algún mercado agroecológico que vende ese producto podemos comprarlo a ojos cerrados, pues está garantizado que lo utilizaremos para muchas cosas, todas provechosas para nuestro organismo y nuestra salud.

Si te gustó, esperamos tus comentarios en Facebook y tus RT en Twitter

El autor

Sabdiel Batista Díaz

Licenciado en Periodismo, UCLV, 2007. Máster en Estudios Históricos y de Antropología Sociocultural Cubana, UCF, 2014. Blogguer, Community Manager, Diseñador web, Investigador en el Telecentro Perlavisión, en Cienfuegos.

Notas relacionadas

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *