Jesús Berroa Prieto, un creador que descubre lo bello de lo útil

Jesús Berroa Prieto, un creador que descubre lo bello de lo útil

Cuánto poder en quienes descubren imágenes, símbolos o simples estampas en piezas nunca antes trabajadas. Cuánto poder en quienes poseen manos creadoras y transforman en pequeñas esculturas trozos de madera asimétricos, desproporcionados, carcomidos por el tiempo.

Existe en la ciudad de Cienfuegos un hombre con tal dominio, ese que aprendió desde pequeño en el taller de su abuelo a conocer de cerca la madera, sus particularidades, la resistencia de cada tipo y las diferentes utilidades que nacían de sus entrañas.

Es Jesús Berroa Prieto ese hombre creador quien hoy recupera utensilios del hogar, a partir de fragmentos de madera encontrados en demoliciones o derrumbes de viviendas antiguas.

Jesús Berroa Prieto, un creador que descubre lo bello de lo útil

Jesús Berroa Prieto, un creador que descubre lo bello de lo útil

Resulta fácil hallar en su mesa de exposición, emplazada en el Palacio de Blanco, sede de la Asociación Cubana de Artesanos Artistas en Cienfuegos, una serie de herramientas utilitarias como el porta-cuchillos, la tostonera (una prensa para hacer tostones o tachinos a partir del plátano macho), ganchos para el cabello, maceradores, bastones personalizados, etc…

“Cuando tengo la madera en la mano me vienen las ideas, no dibujo o realizo un boceto antes, yo soy autodidacta así que solo miro, pienso y ejecuto, mientras más irregularidades tenga el tronco más fácil me resulta materializar las figuras”, agrega Prieto.

Jesús Berroa no encuentra límites en la creación, es la necesidad de expresar sus más originales pensamientos la guía en su faena diaria, en su incesante búsqueda por develar un caballo, un indio, un cenicero, un negro esclavo, un Benny Moré; pura diversidad distinguen a este cienfueguero acreedor de reconocimientos y premios en salones y eventos expositivos.

Es Jesús Berroa un fiel creador quien desde lo más profundo invoca el poder de lo sutil para expresar su fuerza íntima, cósmica y nos regala imaginación y memoria, novedad y gratitud, osadía y, por encima de todo, cotidianidad.

Si te gustó, esperamos tus comentarios en Facebook y tus RT en Twitter

El autor

Claudia Martínez Bueno

Licenciada en Periodismo. Periodista y Editora Web en el Telecentro Perlavisión, en Cienfuegos.

Notas relacionadas

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *