José Martí: Arte soy entre las artes

José Martí: Arte soy entre las artes

Fue él mismo un artista, un creador en toda regla que desde la poesía profunda y la más audaz prosa, se inventó un nuevo movimiento literario al que llaman Modernismo.

Sabía de música, cine, teatro, artes plásticas y fue también un crítico consumado de estas manifestaciones. Quizás fueron sus aportes a la cultura cubana, latinoamericana, universal, los que lo hicieron trascender hasta convertirse hoy en un motivo de inspiración constante.

En la pintura y la escultura cubana muchos toman su figura como leitmotiv, Nelson Domínguez, Zaida del Río, Jorge Arche, Carlos Enríquez, Servando Cabrera, han convertido a José Martí en arte siempre contemporánea.

Como no pensar en la estatua ecuestre del Central Park de Nueva York, que ahora tiene su réplica en La Habana vieja y que fue obra de la insigne artista norteamericana Anna Hyatt Huntington o la que se alza en Plaza de la Revolución, erigida por Juan José Sicre, en 1958.

Los cienfuegueros, por ejemplo, lo conocemos además gracias a la destreza de nuestro insigne escultor Mateo Torriente, quien regresaba en sus bustos una y otra vez al Apóstol.

También en el cine está recogida su impronta y sobresale aquí el largometraje “Martí: el ojo del canario” que Fernando Pérez  dedicara al Apóstol niño, adolescente, joven, donde se nos humaniza al hombre convertido en mito y lo acerca aún más a las nuevas generaciones.

La música cubana tiene emblemáticos temas como Guajira Guantanamera donde los versos sencillos de José Martí dan la vuelta al mundo, se escuchan y bailan a ritmo de son.

José María Vitier preparó un concierto con textos martianos en la obra Salmo de las Américas y cuatro colosos de la trova dedicaron discos a Martí: Teresita Fernández  en1968, Pablo Milanés en1973, Amaury Pérez en 1977 y Sara González en 1979.

El teatro cubano ha honrado a Martí. Recientemente la compañía habanera Argos Teatro, estrenó la pieza Hierro, un acercamiento valiente y humano a nuestro Héroe Nacional.

Los cienfuegueros pudimos disfrutar también de la obra Espantado de Todo, con la que Teatro de la Fortaleza y su director Atilio Caballero, recuerdan al Maestro, como un hombre que se agiganta con el paso del tiempo.

125 años han transcurrido desde el 19 de mayo de 1895. Ese día murió José Martí, en combate, pero su espíritu sigue hoy caminando entre los cubanos, en las notas de una canción, en los versos de algún poeta y en los trazos de cualquier pintor.

Si te gustó, esperamos tus comentarios en Facebook y tus RT en Twitter

!Esperamos tus comentarios en Facebook y tus RT en Twitter. Estamos en Telegram también!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *