Juan Gualberto Gómez, héroe revolucionario cubano

Juan Gualberto Gómez, héroe revolucionario cubano

El 12 de julio de 1854 nació el patriota Juan Gualberto Gómez, uno de los más cercanos colaboradores de , de quien recibió la orden para el alzamiento de 1895.

Este destacado luchador matancero fue delegado del Partido Revolucionario Cubano en las provincias occidentales, y con posterioridad, como miembro de la asamblea constituyente de 1901, se opuso a la Enmienda Platt.

Fue uno de los patriotas más consecuentes con los principios independentistas que ha tenido la Historia de Cuba.

Es mencionado por la historiografía cubana casi siempre por ser la persona elegida por José Martí para organizar los preparativos dentro de la Isla para la Guerra de Independencia. La grandeza de su vida y obra estriba en la capacidad que tuvo para desempeñarse con acierto y de manera sobresaliente en distintos ámbitos de la esfera pública y política dentro y fuera de Cuba a lo largo de su existencia.

Nació en el Ingenio Vellocino, Sabanilla del Encomendador (actualmente Juan Gualberto Gómez ), Matanzas. Tuvo la suerte de nacer libre, pues sus padres Fermín Gómez y Serafina Ferrer, esclavos domésticos en ese entonces, ahorraron dinero para comprarlo desde que estaba en el vientre de su madre.

Debido a la natural y manifiesta inteligencia que demostró desde pequeño, sus padres una vez que lograron libertarse y ahorrar algún dinero, decidieron trasladarse a vivir a La Habana para proporcionarle una mejor educación a su único hijo, este hecho también estuvo favorecido por la dueña del ingenio Catalina Gómez, que sentía un especial cariño por el pequeño y por el matrimonio de ex -esclavos, que durante años le habían servido fielmente.

Una vez en la provincia de La Habana los padres pusieron a Juan Gualberto a estudiar en los mejores colegios al que podían acceder los niños negros en aquel entonces y ya había llegado al límite de conocimientos que podía adquirir, cuando estalló la Guerra de los Diez Años.

Su inevitable avance hacia el occidente de la Isla llenó de temor a los padres, que temerosos de las consecuencias que la guerra podría traerles al hijo que con tanto esmero había educado, decidieron mandarlo a Europa a estudiar, previo consejo de su antigua ama, la cual residía en La Habana en ese momento, quien les prometió que si lo enviaban a Francia ella los llevaría consigo cuando fuera de vacaciones para que pudieran visitar a su hijo.

En 1869, partió rumbo a París, una de las capitales del mundo más adelantadas en cuanto a los derechos ciudadanos en aquel entonces. Por el día estudiaba carruajería, pero en las noches comenzó a imbuirse de los conocimientos más avanzados y del espíritu revolucionario que dominaban aquella ciudad donde todos los hombres eran tratados por igual sin importar el color de la piel.

Poco tiempo después fue deportado a por su vinculación con los conspiradores de la Guerra Chiquita.

A finales de 1878 retornó Juan Gualberto a La Habana, donde conoció a José Martí. A partir de entonces una empatía fundada en ideales compartidos estrecharía la amistad y uniría la acción revolucionaria de ambos. Fundó el periódico La Fraternidad en 1879, cuya publicación se interrumpió al ser deportado, debido a su simpatía y vinculación a los clubes revolucionarios y movimientos conspirativos de esa época.

Conspiró durante la preparación de la Guerra Chiquita, por lo que fue detenido el 25 de septiembre de 1879 y confinado a la prisión de Ceuta hasta 1882.

Regresó en 1890 y en 1895 fue desterrado nuevamente al fracasar el alzamiento independentista del 24 de febrero. Fue condenado a 20 años de prisión en los calabozos de Ceuta y Valencia.

Antes de concluir la dominación española pasa a Francia y luego a Estados Unidos, donde coopera con el Partido Revolucionario Cubano. En 1898 regresa a su Patria definitivamente.

Resultó elegido delegado a la Asamblea de Representantes de la Revolución Cubana, la cual inició sus sesiones el 24 de octubre de 1898. Se desempeñó como vocal de ella del 11 de noviembre de 1898 al 30 de junio de 1899.

En diciembre de 1898 acompañó al mayor general Calixto García a Washington, Estados Unidos, como miembro de la comisión enviada para gestionar el reconocimiento a la Asamblea y los fondos necesarios para el licenciamiento del Ejército Libertador.

El 15 de septiembre de 1900 fue electo delegado, por Oriente, a la Asamblea Constituyente, en la cual combatió a La Enmienda Platt.

Durante la segunda intervención militar norteamericana (1906-1909) fue miembro de la Comisión Consultiva, con el cargo de vocal. Ocupó los escaños de la Cámara de Representantes (1914-1917) y del Senado (1917-1925), por la provincia de La Habana. Fue redactor de varios periódicos y destacado orador. Realizó una gran campaña en defensa de la raza negra.

Su muerte se produjo a los 78 años el 5 de marzo de 1933, en la ciudad de La Habana.

Si te gustó, esperamos tus comentarios en Facebook y tus RT en Twitter

El autor

Sabdiel Batista Díaz

Licenciado en Periodismo, UCLV, 2007. Máster en Estudios Históricos y de Antropología Sociocultural Cubana, UCF, 2014. Blogguer, Community Manager, Diseñador web, Investigador en el Telecentro Perlavisión, en Cienfuegos.

Notas relacionadas

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *