La arquitectura de Cienfuegos

La arquitectura de Cienfuegos

Cuba es un país donde parece detenerse el tiempo, donde sus ciudadanos viven entre calles antiguas, cargadas de historia, y coches de colores que se remontan a la década de los 50. Es un país precioso, rodeado de aguas cristalinas y playas inmensas, con tesoros naturales que cautivan a cualquier turista, y cultural e históricamente muy rico.

Una de las ciudades más hermosas y conocidas de Cuba es la ciudad de Cienfuegos, conocida como ‘La Perla del sur’, que se diferencia del resto de ciudades cubanas por haber sido fundada en 1819 por colonos franceses, aun cuando Cuba seguía bajo el dominio de la Corona española.

Cienfuegos se encuentra en el centro-sur de la isla, a orillas de la Bahía de Jagua, la cual desemboca en el mar Caribe. A menos de tres horas de La Habana, resulta un destino muy accesible para los turistas que se encuentran en la capital y quieren conocer otro lugar de esta maravillosa isla.

Visita Cienfuegos, la ‘Perla del Sur’ cubano, y recorre la ciudad admirando las joyas arquitectónicas que contiene

Es una ciudad con un encanto especial, con palmeras en medio del núcleo urbano, edificios señoriales, fachadas coloridas, un cielo azul y radiante, un aire caribeño unido a un ambiente marítimo, y los coches de los 50 recorriendo las calles unidos a la vivacidad y la esencia de la gente autóctona. Además, tiene unos numerosos encantos naturales, como las Cascadas del Nicho, la Playa Rancho Luna, Cayo Loco, o la Laguna Guanaroca.

Pero, lo más característico o especial de esta ciudad es que su belleza se debe sobre todo a las joyas arquitectónicas que posee. Edificios históricos con influencias neoclásicas, que se remontan al siglo XIX, y que permiten al turista hacer un viaje en el tiempo hacia épocas pasadas.

Destaca el Palacio de Valle, declarado Monumento Nacional. Inició su construcción en 1913, y es una mezcla de estilos arquitectónicos como el gótico, barroco, veneciano, pero sobre todos ellos destaca el mudéjar. Este mix de corrientes artísticas ofrece como resultado un edificio realmente único y hermoso, con una fachada y paredes blancas, y detalles rojizos en las tres torres que se levantan sobre la obra. Actualmente sirve como sede para distintas actividades culturales, y tiene en su interior un restaurante con unas increíbles vistas a la bahía.

Por otro lado, el Paseo del Prado resulta muy importante en Cienfuegos, ya que es el eje vial que une la ciudad y es considerado el paseo más largo de toda Cuba, con 1600 metros de longitud. En él se encuentran importantes edificios, como la Casa de los Leones, construida en el siglo XIX, de estilo neoclásico, con siete columnas toscanas sujetando un entablamento, y dos figuras de leones resguardando la entrada. Los leones, en ese tiempo, eran un símbolo de España.

Además, una de las edificaciones representativas de Cienfuegos es la Fortaleza Nuestra Señora de los Ángeles de Jagua, o Castillo de Jagua, que protege la bahía desde 1745. Es una fortificación militar que se remonta al siglo XVIII, con un estilo renacentista, y declarado Monumento Nacional en 1978. Esta fortaleza es una visita indispensable, pues sin duda evoca a los visitantes la imagen de películas de piratas, con las vistas al Mar Caribe, y los cañones que aún se conservan, dispuestos para proteger la ciudad de cualquier peligro.

Por otro lado, también cabe mencionar el Parque José Martí, el parque central de la ciudad, donde se encuentra el Arco del Triunfo, levantado voluntariamente por obreros cubanos, en honor a los cubanos que cayeron defendiendo la libertad de Cuba; el Teatro Tomás Terry, Monumento Nacional, que forma junto con el teatro de La Caridad (de Santa Clara) y el Sauto (de Matanzas), la trilogía de teatros del siglo XIX en Cuba; el Ayuntamiento de la ciudad, un inmenso edificio de paredes grisáceas y detalles en tonos amarillos, y la cúpula de color rojizo; y el Palacio de Ferrer, un hermoso edificio de estilo ecléctico y neorrococó, con columnas y amplios ventanales, pintado en color azul claro y blanco, que otorga mucha luminosidad a la calle. Actualmente funciona como Casa de la Cultura de Cienfuegos.

Además de estos increíbles monumentos previamente citados, también cabe destacar el Colegio San Lorenzo, un imponente edificio con influencias neoclásicas y estilo ecléctico; el Jardín Botánico, el Palacio de Blanco, la Casa del Fundador, o el Cementerio Tomás Acea. Todos de una belleza encomiable, hacen del centro histórico de Cienfuegos un lugar cargado de color, historia y belleza, y un increíble destino que no decepcionará a nadie, y que concedió a la ciudad el honor de ser nombrado Patrimonio Cultural de la Humanidad por la UNESCO.

Por: Paloma Casas / VisitarCuba

!Esperamos tus comentarios en Facebook y tus RT en Twitter. Estamos en Telegram también!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *