La batalla de Guisa: 10 días de heroísmo y victoria

La batalla de Guisa: 10 días de heroísmo y victoria

Ni la metralla de los aviones, ni el incesante fuego de los tanques y de la artillería del enemigo pudieron detener el avance arrollador del Ejército Rebelde, el cual durante los últimos días del mes de noviembre de 1958, combatió valerosamente hasta la victoria contra un enemigo muy superior en hombres y armamento.

En ayuda de la guarnición batistiana sitiada en Guisa acudieron sucesivamente nuevos refuerzos, pero todos fueron derrotados, unos tras otros.

Al respecto el Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz en uno de sus primeros discursos pronunciados en Granma expresaba:

“La batalla de Guisa, fue una de las acciones más audaces y temerarias de nuestro Ejército Rebelde. Habían salido nuestras principales columnas a formar el II Frente Oriental y el Frente de Santiago de Cuba.

Cuando llegamos a Guisa teníamos alrededor de 180 hombres armados y en esta región de Bayamo el enemigo tenía 5 mil soldados de sus mejores tropas y la nuestra estaba integrada por reclutas –era personal nuevo-.

Solo teníamos fusiles y minas y nos tocó por primera vez combatir al lado de una carretera asfaltada por donde llegaban con rapidez tanques y refuerzos. Teníamos algunos morteros pero solo quince proyectiles, por lo que debíamos pensar cuidadosamente cuando era más efectivo utilizarlos”

En uno de sus encuentros con el pueblo de Guisa el Comandante recordó con mucho respeto al Capitán Braulio Coroneaux.

“En una loma que jugó un papel importantísimo en esa batalla,  el compañero Coroneaux hizo construir unas 200 trincheras, para defendernos en distintas posiciones. Y desde esa loma los nuestros solo con fusiles impidieron que los tanques y la aviación enemiga pasara por aquella carretera.

Lamentablemente, el 25 de noviembre, después de 5 días de lucha un obús le destrozó la vida al capitán Coroneaux, fue una gran pérdida…pero nadie se amilanó incluso tuvimos la ayuda de voluntarios dentro de ellos una escuadra del pelotón de mujeres “Mariana Grajales”, quienes junto a los hombres resistieron 10 días de bombardeo continuo. Sin embargo, la lealtad y la tradición de lucha de resistir en nuestras trincheras al armamento más moderno fue lo que permitió la victoria aquel  30 de noviembre de 1958.

“En Guisa murieron 8 de nuestros compañeros y 7 fueron heridos. Pero terminado el combate el enemigo cargó camiones de soldados muertos. En realidad, le hicimos una gran cantidad de bajas.

“A mí me gusta el ejemplo de esa batalla –expresaba Fidel- porque nos instruye en cómo debemos prepararnos y sobre todo, no solo militarmente, sino también en aprender a crear una conciencia de lo que el combatiente revolucionario es capaz de hacer, de lo que el pueblo es capaz de hacer aun en circunstancias muy difíciles…”, finalizó el líder indiscutible de la Revolución Cubana, Fidel Castro.

Si te gustó, esperamos tus comentarios en Facebook y tus RT en Twitter

El autor

Damaris Leyva Feijoo

Licenciada en Educación. Especialista en Dirección de Programas Informativos de la Televisión. Periodista de Perlavisión, en Cienfuegos.

Notas relacionadas

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *