La cultura “sí tuvo momentos fijos” en Cienfuegos este año

La cultura “sí tuvo momentos fijos” en Cienfuegos este año

Como cada año abrió las jornadas culturales en Cienfuegos la visita a la ciudad del Jurado del Premio Casa de las Américas, y se entregaron aquí en primicia los lauros del certamen.

Continúo febrero con la celebración por el aniversario 125 del principal coliseo cienfueguero. El Tomás Terry acogió sus habituales Temporadas -de concierto, danza, y humor-, la segunda edición de la Fiesta de Música Alternativa Ciudad del Mar, y por vez primera resultó subsede del Festival Internacional Jazz Plaza.

En tanto, la Feria del Libro en su edición 24 dejó un sabor amargo para los lectores cienfuegueros.

La séptima cruzada de los jóvenes de la Asociación Hermanos Saiz por comunidades rurales del Guamuhaya se incluyó entre las principales actividades del verano en la provincia. La filial de la AHS consolida además su programación en una nueva sede en la cabecera provincial: el centro Cultural Julio A. Mella.

La apertura del Centro Cultural de las Artes Benny Moré y la celebración del Festival Internacional que rinde tributo al Sonero mayor, también signaron la programación cultural del territorio este año.

El escultor Osmany Caro se alzó con el gran premio de la quinta edición de Visuarte, una cita organizada por la filial provincial de la UNEAC, que se inserta entre los principales circuitos de las artes visuales en el país.

De esta manifestación trascendió además la celebración del I Salón de Graduados de la Escuela Benny Moré, las dos exposiciones del artista Leandro Soto, los salones Cinco de septiembre, el provincial de arte naif y el evento de Colografía Belquis Ayón, regido por la Sociedad Grafica de Cienfuegos. El Centro Provincial de Patrimonio Cultural organizó por vez primera la exhibición de autos clásicos en el centro histórico e informó de nuevos hallazgos arqueológicos en varias localidades.

El sexto Taller de Ciudades Patrimoniales Cubanas, organizado por la Oficina del Conservador de la ciudad, reunió en la provincia a los principales veladores de la herencia cultural del país.

Diversos inmuebles del sector de la cultura –Cine Prado, Cine Jagua, el Centro Dramático- no reabrieron sus puertas en 2015, pero se encuentran en proceso de restauración.

Varios artistas del territorio visitaron EE: UU a través de un proyecto de colaboración y las agrupaciones de Nelson Valdez e Idania Hernández celebraron una gira por .

Y aunque la UNEAC y la AHS en la provincia siguen apostando por el diseño de una programación a la altura de las exigencias de la política cultural del país, aún queda por desterrar proyectos y espacios que no aportan a nuestra sociedad. Las editoriales locales -Reina del Mar y mecenas- no pasaron su mejor periodo y los carnavales pueden aún apostar por una superior agenda cultural.

Proyectos y peñas distintivas de la ciudad como Abrakadabra, la Novotrova, Al compás de las olas, Sombrero Azul, continuaron distinguiendo con su quehacer al territorio y animando el escenario artístico de la tierra del Benny Moré y la Orquesta Aragón.

La popular frase, mal entendida y utilizada entre los cubanos de “la cultura no tiene momento fijo”, quedó desterrada este año en Cienfuegos, gracias a los creadores locales y la programación que pudieron garantizar varias instituciones. No obstante, siempre queda por hacer más y mejor, cuando de salvar el arte, la inspiración, creatividad, y la patria, se trate.

Esperamos sus comentarios en Facebook y sus RT en Twitter

El autor

Marleidy Muñoz Fleites

Licenciada en Periodismo. Máster en Estudios Históricos y de Antropología Sociocultural Cubana. Periodista en el Telecentro Perlavisión,, en Cienfuegos.

Notas relacionadas

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *