La Federación es como mi hija, la cuido como a mis ojos

La Federación es como mi hija, la cuido como a mis ojos

La historia en las montañas Cienfuegueras estuvo matizada por manos femeninas, en pleno macizo Guamuhaya, en la central provincia de Cienfuegos, Ana Luisa León ha dedicado toda su vida al trabajo de la Federación de Mujeres Cubana (FMC).

“En la federación he hecho de todo, y lo sigo haciendo, todo lo que me orienten yo lo cumplo porque soy la responsable de eso aquí en la zona.” Así inició Ana su conversación donde expone cada minuto de su existencia dedicado a la organización feminista.

“Yo recuerdo cuando la Cruz Roja, aquellas brigadas de apoyo a la salud, que se crearon en todos lados – yo fui una de esas-, fíjate que pasé un curso, que hasta lo aprobé y todo, y puse vacunas, inyectaba los enfermos… de todo hacíamos y en muchísimas ocasiones salimos del barrio para apoyar la otra gente, eso era terrible, pero siempre estábamos como las primeras”.

Alegaba Ana, visiblemente, emocionada por los recuerdos que le traía la conversación. “La suerte mía era mi esposo, decía Ana, él me apoyaba y cuidaba los muchachos para yo salir a conversar con las mujeres, -mira nos montábamos a caballo y salíamos montaña arriba y llegamos a todos lados-, así fue al inicio”.

“Hoy todo es diferente, me mantengo trabajando, y mira, ya cumple 58 la FMC y yo- decía con la sonrisa en los labios-, tengo más de 70, así que vi nacer la federación, esa es como mi hija, porque siempre he estado a su lado y el día que me muera, antes de partir, estaré junto a la federación. Allí aprendí mucho y enseñé a muchas mujeres y te digo la verdad, me siento contenta, feliz, porque ella es “como la niña de mis ojos”.

Si te gustó, esperamos tus comentarios en Facebook y tus RT en Twitter

El autor

Guillermo Martínez López

Periodista de la Corresponsalía Municipal de TV de Cumanayagua, en Cienfuegos.

Notas relacionadas

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *